11 Saltar al contenido

Mi hijo pequeño interrumpe a mi mujer mientras se la coge mi compadre *😔poco hombre es mucho decir de mi😥* Parte.2

Iba en el carro manejando rumbo a mi trabajo, ya había dejado a mis hijos en la escuela, mi corazón palpitaba nada más de imaginar cómo iba a reaccionar al mirar a mi compadre, él era un hombre alto 1.85 metros o algo así, fornido, su voz era muy imponente, su mirada penetrante, asustaba solo verlo, mas parecía guardia de seguridad de un bar famoso que un repartidor de productos varios.


Llegué temprano y me dirigí con mi jefe, le explique que ya mi compañero estaba más que capacitado para hacer las rutas que quería me regresara con mi compadre ramón, ya que con el compartíamos carro y así no tenía que esperarlo o él esperarme para irnos a nuestras casas, mi jefe acepto, después de todo éramos buenos y responsables trabajadores.


Me subí a mi unidad, era un camión bastante alto, cheque las guías de entrega y sentí que alguien abordaba por el lado del acompañante, era mi compadre ramón


? Hola cabrón, entonces le hacemos igu…
Se quedó callado cuando me vio, no esperaba verme a mí, su cara cambió, talvez pensó que su día no sería lo que él había planeado
? ¿Qué pasó compadre viste un fantasma o qué?—le dije yo sonriendo
? No, pero y el flaco… ¿dónde está?
? Ya se fue con Paco a la otra unidad, ahora estaremos juntos de nuevo, ya el jefe nos reasignó ¿Cómo ves compadre?
? No pues… está bien
? Jajaja parece que no te pones contento compadre
? No… si, pero me sacó de onda
? Ya teníamos rato de no hablar verdad
? si, ya rato…
Sacó su celular y empezó a mandar mensajes, adiviné que eran para mi mujer avisándole las nuevas, por la cara que puso adiviné que ella no le contesto, yo lo miraba divertido como checaba el celular cada 2 minutos, tanto lo veía que no se dio cuenta de que me desvié de la ruta, me aparque frente a mi casa, hasta ese momento se dio cuenta
? ¿Qué pasó compadre a que venimos a tu casa?
? A nada, baja, ve con mi mujer y avísale que aquí andamos


Como que la idea le pareció porque bajo casi al instante, cuando llego a la puerta y vi que mi mujer le abrió avance en mi unidad y ahora si me dirigí a mis entregas, no había marcha atrás, por el retrovisor vi como mi compadre volteo a verme y entro ante la petición de ella.


Iba manejando a las rutas y mi pene se erecto imaginando como estarían cogiendo los dos en este momento, como ella mientras cogían le explicaba las reglas de la nueva armonía, como mi compadre con su cuerpo enorme la poseería mientras ella gritaba sus orgasmos, me tuve que detener y masturbarme un rato, no lo hice hasta eyacular, esa sería para la noche pero si me hiso cerrar los ojos imaginando como estarían cogiendo.


Terminé las entregas y me dirigí a mi casa para recoger a i satisfecho compadre, para mi sorpresa no estaba, mi mujer me abrió, se veía con los ojos hinchados


? ¿Qué paso mi amor y mi compadre?
? Ya se fue
? ¿No me esperó? ¿Le explicaste todo?
? Si, le pareció bien, quiso hacérmelo, pero yo no pude
? No te creo…
? Ves, ahora no me crees nada, toca mi raja está seca, toca mi culo está cerrado, no hicimos nada, yo no pude, pero tal parece que para ti lo hice y no creerás lo contrario
? No mi amor, no me malinterpretes, no quise decir que me mentirías, sólo que pensé que tú lo deseabas tanto como yo
? No, no pude imaginando que tú lo sabias
? ¿Por qué? Ya habíamos quedado en eso
La tomé de las manos, me preocupe que la cosa se cayera, ya había probado el placer de ser un cornudo y me había gustado, pero mi mujer no lo veía igual, para ella eso ya era raro
? Mi amor, mira vamos a tranquilizarnos
? Es que no pude, de verdad, me sentí muy mal, creo que no podré hacerlo, perdóname por arruinarlo de nuevo
Su llanto regresó, talvez había llorado toda la mañana y su culpa era tal que no lo pudo hacer, ella sabía me decepcionaría de nuevo, por eso el llanto
? Ok mi amor, lo haremos poco a poco
? ¿cómo?
? Yo te ayudaré, ya pensaré en algo, deja voy a entregar la unidad y regreso, ¿está bien?
? Si mi amor
Regresé y vi a mi compadre que platicaba con otros, con decisión me dirigí a él, me miró y se quedó serio expectante a mi reacción
? Compadre puedes venir para platicar de algo
? Si compadre
Puso cara seria, creo que mentalmente se preparaba para un reclamo o una pelea, ninguna de las dos eran mi intención
? Antes que todo quiero que sepas que te respeto como mi compadre—dije tranquilo
? Compadre yo…
? Déjame acabar, la vida con mi mujer es buena, somos felices, solo que a ella le faltó algo que solo tú le diste y es mi deber como esposo reconocer eso
? Compadre…
? Voy a algo, ella habló contigo y te puso al tanto ¿verdad?
? Así fue
? Y tenían mi bendición para hacer lo que quisieran, a mí no me importa, y con ello no quiero decir que no ame a mi esposa, la amo con todo mi corazón, pero eso que tú le das no se lo puedo dar yo
Caía cada vez más bajo al estar hablando, mi grado de cornudez era cada vez más amplio, mi compadre cambio su cara seria y empezó a relajarse, de repente hasta una sonrisa salió de su rostro
? Carmen no pudo hacerlo, la culpa la invade, creo debemos planear como convencerla de que lo haga—le dije en tono serio
? Compadre admiro tu valor, no cualquiera planea con su “socio” como cogerse a su mujer
? Jajaja yo no soy como los demás, no te mentiré, pensé en romperte la cara, pero después de ver como disfrutaban los dos pensé que el equivocado era yo
? Si, lo disfrutamos mucho los dos, pero entonces ¿cómo le hacemos?
? Mañana viernes me llevaré los niños con mi cuñada, nos quedaremos solos los tres en la casa y entre tú y yo la convencemos, ¿te parece?
? Solo si abra cerveza
? Compadre habrá tanta cerveza que terminaras vomitando sobre Carmen mientras te la coges
? Jajaja mira, ya hasta has pensado en eso jajaja… Muy bien compadre acepto el trato
? Una última cosa—dije yo serio– las reglas las ponemos Carmen y yo, tu no decides, nosotros decidimos hasta dónde llegar
? Está bien, no haré algo en lo que ustedes no estén de acuerdo, ¿sin rencor y sin resentimientos?
Extendió su mano y yo la estreché con aprecio, Nos despedimos de nuevo con otro apretón, si había cariño entre nosotros, llegué a casa y Carmen ya preparaba la mesa para servirla, llegue y la salude con un beso en la boca
? Hola amor ¿cómo te fue?
? Bien hable con Ramón—ella volteo a verme interesada
? ¿De qué hablaron?
? De que mañana llevaré los niños con tu hermana y nos quedaremos solos los tres aquí a hacer una fiesta de reconciliación
? ¿Reconciliación? ¿Entre tú y yo? Pensé que ya estábamos bien
? No, entre tú y yo no, es entre tú y ramón
? ¿sigues con eso? ¿Crees que podré hacerlo?
? Si mi amor, yo estaré aquí para apoyarte y que lo logres
La sujete de los hombros mientras le daba tiernos besitos en la cara, volvía a caer más bajo, ahora motivaba a mi mujer para coger con mi compadre, le decía que la apoyaría para que lo lograra, mi pene se volvió a erectar imaginando lo que haríamos.
La noche fue otra sesión de sexo, mi pene se enloquecía con ella describiendo como quería ser cogida por él, ya cachonda se liberó y habló de cómo lo quería hacer, además ella notaba lo mucho que me calentaba la descripción, terminamos en un bello orgasmo mutuo yo con mi pene nuevamente en su culo, dormimos desnudos y abrazados.
La ruta con mi compadre fue un martirio, él me cuestionaba mucho sobre qué haríamos los tres, yo le contestaba que ellos echaran a volar su imaginación, total el caso era convencerla a ella, igual ya cachonda si querían se podían encerrar en una habitación y coger a solas o yo irme a dormir a algún hotel para que se quedaran solos o ellos irse a un hotel como si fuera luna de miel
Mi compadre me miraba mientras yo le decía todo eso, sonreía burlón mientras yo le decía que si no traía dinero yo le podía dar para que la invitara a cenar y a un hotel
? ¿Por qué lo haces cabrón?
? La amo y soy medio swinger
? No cabrón eres medio cornudo
? ¿medio?—pregunte pícaramente a él
? Bueno cornudo y medio jajaja—dijo él carcajeándose
? Jajaja


Reímos los dos por el chiste, seguía cayendo más bajo en mi cornudez, nos despedimos en el trabajo y lo cite a las 8 pm, a esa hora ya estaríamos listos, llegue mi mujer ya tenía preparados los niños con su maletas y los llevamos con mi cuñada que feliz los recibió


? Feliz noche picarones– Nos dijo guiñándonos el ojo
? Claro cuñis, será la noche más caliente de nuestras vidas
Ella rio tapándose la boca, mi mujer me dio un codazo riendo también, estaba igual de feliz y emocionada que yo
Llegamos ya con la cena comprada, preparamos la mesa, yo metí cervezas al refrigerador y esperamos viendo la tele a que llegara mi compadre, el timbre sonó, mi mujer me tenía de la mano y la apretó brincando en el sillón cuando sonó
? Tranquila amor, ve y abre
? ¿Yo?
? Si tú
Se levantó y abrió, escuche el sonoro beso que él le dio a mi mujer, y como ella rio ante eso, mi corazón brincó también escuchándola reír con él
? Hola chaparrita
? Hola ramón pasa, Antonio está en la sala esperándonos
Entraron los dos caminando juntos, sus manos estaban muy juntas pero no iban de la mano, yo los mire con una sonrisa en mi cara
? Hola compadre, pensé que no llegabas, hasta dije para mí mismo “este ya se rajó”
? No, como crees que me voy a rajar con este mujerón
Dijo esto apretándole una nalga por encima de la falda, mi mujer se remolineo riendo y se zafó de él, pasamos a la mesa y las cervezas llegaron, fue una y otra atrás, cenamos, vi que Carmen cenó poco, fue más el alcohol que tomó que lo sólido.


Terminamos de cenar y estábamos los tres callados, nos mirábamos mientras nos sonreíamos nadie hablaba, Carmen habló, pregunto por el trabajo y después por el clima, hablamos los tres de esos temas triviados, nadie tocaba el tema principal, me sorprendía como todos evitábamos tocar el tema, seguíamos la conversación como si realmente nos interesara, miré mi cerveza y de un trago me la tomé y les dije


? ¿Por qué no vamos a la sala y ponemos una película?
? Bueno si tú quieres—contestó Carmen
? Pero que sea una roja bien hot—dijo ramón como siempre anteponiendo sus gustos en películas
Nos dirigimos a sala, Carmen se sentó en el sillón principal, mi compadre a su derecha no muy cerca y yo encendí la tele me senté ala izquierda de ella, con el control remoto busque algo hot para ver si eso nos calentaba, encontré canales con softporn y los puse, casualmente la trama era de un tipo que invitaba a un amigo a su casa y este terminaba cogiéndose la esposa del anfitrión, note que mi Carmen se ponía roja, la trama la incomodaba, ella había cogido con ramón, pero ahora frente a mí se seguía apenando.
Ramón por el contrario discretamente se acariciaba el bulto, se estaba poniendo cachondo con la trama, yo no sabía cómo motivar a mi esposa, ella seguía tímida ante mi presencia, en cierto momento pensé en salir y dejarlos solos, pero no sabía cómo abordar el tema, hasta que finalmente le dije
? Mi amor— le susurré a Carmen— ¿quieres que me vaya? ¿quieres que los deje solos?
? No—contesto casi al instante
? Es que te veo muy tensa
? Lo estoy, ni la cerveza me ha relajado
? ¿Te incomoda la película?
? No sé, creo que no es eso, es… lo que hacemos aquí…
Analicé que íbamos mal, la película no calentaba a Carmen y ya estaban pasando las horas y nada de nada, me levante y ofrecí cerveza, los dos aceptaron, me fui a la cocina para traer lar cervezas, entré y me quedé un rato pensando, no encontraba como motivarla, yo pensaba que ella estaría más suelta, pero no lo estaba, regrese y los encontré platicando, me vieron y se callaron
? Continúen, por mí no se detengan—dije amablemente
? Si compadre, la verdad nunca había visto a Carmen tan nerviosa, de hecho me acabo de enterar que ella estaba decidida a dejarme de hablar y no volverme a ver y que tú fuiste quien la convenció de continuar
? Si, Ramón ya lo sabes, Antonio es mi esposo y es a quien amo, a ti siempre te aclaré eso, y si él lo hubiera querido con tal de tener su perdón te habría dejado sin titubear…
? Auch, eso dolió—contesto ramón con cara de herido
? Bueno pero eso no pasara—dije yo bajando el tono, no quería comenzar una discusión—esta película apesta, no está nada hot y esto se está volviendo aburrido, ¿sabes que se me antoja compadre?
? ¿qué?
? Bailar con mi esposa, el amor de mi vida ¿te importa si lo hago?
? No compadre, sírvete


Me levante y puse música suave, después apague la maldita tele y la luz principal, quedaron encendidas las lámparas laterales que daban la luz necesaria para no caer, me acerque a mi esposa que me miraba con una sonrisa, extendí mi mano y ella la tomó, sentí su cálida piel, nos juntamos en medio de la sala, ramón amablemente movió la mesa de centro y se abrió un buen espacio para bailar.
La música suave era la idónea para realizar una danza pausada, sentir la música y los suaves movimientos de los dos, ella me sonreía feliz, se colgó de mi cuello y su cara quedo muy cerca de la mía


? Te amo—le susurré
? Yo a ti más
Ella contestó con la sinceridad más pura en su mirada, la bese tiernamente en la boca y ella ladeo su cabeza para permitir mi beso, la tenía sujeta por la cintura y mis manos bajaron a sus nalgas, la falda que yo le había escogido para esa ocasión era a medio muslo y ligera, sentí su pantaleta, la cual también yo había escogido.


Mis manos apretaban sus nalgas mientras yo la seguía besando, ella movía su cadera al son de la música, lo hacía lento y sensual, la pegaba a la mía, se remolineaba, se estaba relajando, me metió la lengua y acarició la mía, abrí los ojos y mi compadre sonreía asintiendo ante el espectáculo.


Mis manos bajaron a los muslo y mi mujer suspiro cuando fueron subiendo por debajo de la falda, acaricié las nalgas por encima de la pantaleta, mi mano se metió a esta por el borde inferior que hacía contacto con su nalga y palpe su raja que ya estaba mojada, metí un dedo y ella gimió dentro de mi boca, metió más su lengua dentro mío y yo metí más mi dedo dentro de su raja.


Carme seguía bailando lentamente mientras yo la dedeaba, se movía tan bonito, su cuerpo sudaba poco, lo suficiente para verse sexy, cuando se movía aun lado separaba sus piernas y eso facilitaba mis movimientos de dedos, la falda ya era más un cinturón que otra cosa.


Mi mano libre se fue a los botones posteriores del vestido, fui desabotonando uno a uno, mi mujer era un charco de agua en su raja, mi dedo así lo sentía, el vestido quedo todo abierto, sin dejar de besarla ni dedearla me separe un poco para sacarlo, el vestido salió con la colaboración de ella.


Ahí estábamos los dos ella solo en ropa interior besándome con pasión, mi mano dentro de su pantaleta masturbando su vagina y la otra intentando desabrochar el sostén, por fin lo logre y esté salió como el vestido, con la colaboración de ella.


La danza era sola en pantaleta, ella meneaba las caderas, miré a mi compadre que ya se tocaba el paquete por encima del pantalón, nos miramos directo a los ojos y esto fue una invitación a que se levantara y se nos uniera


Carmen a ojos cerrados me seguía besando y moviendo su cadera con mi dedo dentro de su raja, gimió y abrió los ojos de placer al sentir como mi compadre la abrazó por atrás y paso sus manos a los pechos de ella, me miró intentando ver mi reacción, yo le respondí masturbándola mas rápido, ella gimió tanto que me dejo de besar


? Aaahhh… aaahhh
Esa separación la aproveché yo para tomarla de la cara y girarla para que mirara a ramón, él entendió y se acercó a ella y la besó, vi como Carmen sacó su lengua y lo beso, su raja se mojó aún más y su vagina se contrajo una y otra vez.
? Mmmmjjjhmmhm
Se escuchaba el sonido de las dos bocas besándose desesperadamente, mi compadre tenía labios carnosos que hacían armonía con los de ella, era un verdadero deleite verlos besar, saque la mano de la pantaleta de ella solo para tomarla de los bordes y lentamente bajarla, ella seguí de frente a mí con su cabeza totalmente girada para besar a ramón, era muy flexible.


La pantaleta cayo, ella movió rápidamente sus piernas para que saliera, la pantaleta quedó toda arrugada en el suelo, ya estaba totalmente desnuda, solo tenía puestos sus zapatos de tacón de aguja, mi compadre con gran habilidad se desabrocho el pantalón y lo sacó de sus pies, no sé en qué momento se quitó los zapatos, quedo solo en bóxer y playera; libero su verga por la apertura de este.


La enorme verga de mi compadre emergió, estaba dura toda llena de venas, él tomó una mano de ella y la llevo a su verga, mi amada esposa gimió sin poder evitarlo al sentirla toda dura, por reflejo mismo la masturbó con ganas.


Ramón le retiró la mano y la tomó de la cintura, el momento de la penetración había llegado, Carmen me miro con su ceño fruncido, era como de súplica, no sabía yo de que, si de “no lo permitas” o “deja que me la meta”


Mi compadre tomó su enorme verga y la guio a la raja de ella, vi su cara como se desfiguró al ser empalada, se sujetó de mis hombros y acercó su cara a la mía, sentí como su respiración se aceleró, su aire golpeaba mi rostro, mi pene se endureció viendo el placer en ella, la verga de Ramón entro por completo


? Mi amor, te amo
Alcanzó a decir en un susurró antes de iniciar una serie de gemidos interminables, eran diferentes a los que había escuchado, parecían más de llanto y desesperación, era como si quiera llorar por no poder evitar gemir de placer frente a mí y el llanto mismo fuera otro gemido, en ese momento me recordó a la actriz “porno vintage” Tracy Lords.
Mi compadre empezó su mete y saca, como la tenía muy gruesa y larga podía sacársela un buen y meterla, obvio que al hacerlo mi pobre mujer era empujada hacia mí, su cara chocaba con la mía, tenía que ser yo muy cuidadoso, porque ella no podía detenerse, yo esquivaba su rostro para no lastimarla, mi compadre no se detenía, se la seguía cogiendo, yo la sostenía para que ella no cayera y el pudiera cogérsela con ganas, mi grado de cornudez caía cada vez más.
? Aaahhh aaahhh


Mi mujer gemía muy intenso, me fui separando de ella poco a poco y mi compadre para compensar mi ausencia la tomo de un hombro para sostenerla, me aparte totalmente de ellos, me senté en el sillón y vi el hermoso movimiento de cadera de mi compadre mientras se cogía a mi esposa.


Ella estaba encorvada hacía adelante y era sostenida por las manos de ramón, una en la cadera y la otra en el hombro, él se movía de una forma obscena cogiéndolcela, era como un actor porno, movía su cadera y su torso con ritmo y sincronía.


Carmen gemía tan intenso que un momento pensé que podía lastimarse la garganta, pero me excitaba ver la escena, mi compadre ya llevaba un buen rato cogiéndolcela, se la sacó y me volteo a ver sonriendo malicioso, la hincó frente a él y justo cuando se la iba a meter en la boca, ella me volteo a ver, yo asentí sin titubear, ese era mi permiso de chuparle la verga frente a mí.


La verga de ramón entró no solo en la boca, entró hasta la garganta, pude ver como dilato la garganta de ella, que a ojos cerrados hacía ruidos guturales al sentir las embestidas orales que mi compadre le daba.
Yo me tocaba el paquete sin poder evitarlo, me daba vergüenza masturbarme enfrente de ellos, así que lo hacía solo por encima, mi compadre me miraba riendo y sin dejar de verme aceleraba los movimientos de cadera haciendo casi ahogar al amor de mi vida


? ¿Te gusta lo que ves?—pregunto mi compadre y Yo solo asentí– ¿quieres que le dé más fuerte?—volvía a sentir
Mi podre mujer abrió los ojos al sentir la bestiales metidas de garganta que mi compadre le dio, no pude evitar gemir de placer mirando como la maltrataba por la boca, mi mano apretó mi pene por encima del pantalón, me sentía demasiado excitado


Ramón se la sacó y levantó la llevo al sillón, pasaron por un lado mío, mi mujer ni me vio, su mirada lucía nublada, la hincó de frente al respaldo, ella se sostuvo del borde


? Ven compadre necesito tu ayuda
? ¿Qué?—me acerque servicialmente
? Necesito que le escupas mucha saliva en el culo y le dilates el agujero con tus dedos
Mi mujer miraba al frente esperando que yo hiciera lo pedido, no me detuve, me acerque y forme toda la saliva que pude en mi boca, me acerque a su culo y mi saliva cayo muy viscosa, llegó un punto donde la saliva toco el culo y aún estaba sostenida de mis labios.
? Aaahhh
Carmen gimió al sentir mi tibia saliva en su culo, gimió más cuando mis dedos temblorosos la espaciaron alrededor, escupí en mi mano y la puse justo en el centro, metí mi dedo y escuche al amor de mi vida gemir de nuevo, lo metí y lo saqué, Carmen seguía en su posición, sin voltear atrás, apretaba el respaldo con sus manos
? Dilátala bien compadre, porque quiero cogérmela por el culo
? Si compadre yo lo hago


Riendo con mi respuesta se alejó de nosotros, se quitó la playera y la aventó sin fijarse donde caía, fue a la cocina desnudo y con la verga parada y regreso tomándose una cerveza, Carmen ya gemía constante y yo ya metía casi tres dedos, discretamente movía sus caderas y gritó cuando logre meter el tercer dedo y los metí y saque varias veces, meter un cuarto dedo no lo consideré, creí que ya estaba lista


? Ya compadre, ya quedó bien dilatada y lubricada
? A ver
Se acercó y metió tres dedos en el culo, sus dedos eran más gruesos que los míos y mi pobre Carmen grito de dolor, me arrepentí de no haberla dilatado más, debí haber metido el cuarto dedo, pero ya no podía hacer más
? Te falto un poquito, pero ahorita con mi verga lo resuelvo
? Si compadre, ya vi, a la otra la dilato mas
? Párate enfrente de ella, quiero que veas el rostro de tu mujer cuando la encule


Obedecí a mi compadre y me dirigí con mi corazón latiendo a mil por hora y mi verga dura como roca, mi Carmen estaba con los ojos cerrados como concentrada en lo que recibiría, cuando la enculé hasta pude ver sonrisa en ella, ahora era solo concentración.


Ramón apuntó su verga en el ojete de mi mujer y metió el glande, ella abrió los ojos y la boca como asustada, apretó las manos que tenía sobre el respaldo y frunció su entrecejo, su rostro parecía una pintura de san Sebastián el martir, era el rostro del sufrimiento y del placer mezclados, lo ojos de Carmen eran de vacío, era como si su alma hubiera abandonado su cuerpo para permitirle gozar del mayor placer doloroso sin estar presente, no hacía ruido, solo abrió su boca, estiraba su cuello y entrecerraba los ojos.


? Compadre, te falto dilatarla un chingo, ni modo, lo forzaré con mi verga
? Aaahhh
Carmen por fin dio señales de vida, su gemido fue intenso, ramón con su verga había brincado el esfínter y ahora tenía medio tolete metido en el culo de mi mujer, yo solo veía, sintiendo mi perdición aumentar, al mismo tiempo mi verga pedía salir de mi bragueta, no me atrevía a hacerlo, paro ya no pude controlarlo, saque mi pene y tímidamente lo masturbe.


? Jajaja
Mi compadre rio mirando como yo no pude evitar sacarlo y masturbarme viendo el rostro desencajado de Carmen el amor de mi vida; el mete y saca inicio antes de que lograra meterlo todo, eso arranco varios gritos de dolor de Carmen, mi excitación era demasiada, tímidamente me acerque a ella y la bese en la frente, me acerque a su oído y le susurré
? Aguanta mi amor, tú puedes, aguanta, ya casi lo mete todo
? Aaahhh aaahhh


Ella quiso asentir a lo que le dije, pero el movimiento de ramón se intensifico y ya no pudo hablar ni asentir, su cabeza solo reboto otra vez ala arremetidas que mi compadre le daba en su culo, su cabello volaba, su frente comenzó a brillar por el sudor que empezó a emanar y algunos cabellos quedaron adheridos a su frente, su cara demostraba tanto placer y dolor mezclados, no pude evitar acariciarla, ella abrió sus ojos y me miro, su ceño seguía fruncido, su boca abierta y sus ojos vacíos, aun así note que me reconoció y quiso darme una sonrisa, pero no pudo, su rostro regreso adonde estaba viajando al infinito.


? Aaahhh compadre siento que sale mi leche, aaahhh se la voy a dejar dentro de su culo aaahhh
Mi compadre grito Obscenamente mientras eyaculaba dentro del recto de mi mujer, ella también gimió y movió sus caderas, vi como si quisiera bailar reggaetón con la verga ensartada, pero esta era muy grande y gruesa, y más parecía una anciana con artrosis queriendo bailar, aun así lucho por moverse, tal vez ya sabía que eso le daría mucho placer a mi compadre que bramó como un toro mientras tenía su interminable orgasmo.


Terminó mi compadre de eyacular y se la sacó, al hacerlo los ruidos de flatulencias no se hicieron esperar, mi pobre Carmen liberaba gases con todo tipo de sonidos, pero su rostro no se inmutó, seguía con los ojos cerrados y su boca abierta, estaba acostumbrada a que así se oyera su culo después de que se la cogiera mi compadre.


Ramón caminó con su verga semirrígida y aun chorreando líquido y me quitó de donde estaba, jalo del cabello a mi Carmen y le metió la verga en la boca, mi mujer le mamó con esmero la verga, podía verse como se tragaba lo que extraía del pito, no se si era más semen, sus propios jugos o la baba que lo rodeaba, ella solo se tragaba todo lo que ad ahí salía.


Mi pene estaba erecto y no sabía qué hacer, no sabía si masturbarme ahí o ir al baño, por mi mente pasaba eso, pero no cogerme a Carmen, sentía que eso sería una ofensa, ramón me miró y sonrió
? Anda compadre, te toca, el culo de ella aun rebosa de leche, siéntela


Era una invitación demasiado tentadora, lentamente me acerqué a ella y con mi pene palpitante la sujete de las caderas, Carmen seguía mamando la verga de ramón, ni siquiera volteo cuando yo tome mi pene y lo metí; mi pene entro demasiado fácil, sentí los bordes abrirse sin dar ninguna resistencia, el contacto con la tibia leche de mi compadre fue casi inmediato, mi mente voló y no pude controlarla, eyacule sin poder evitarlo, sentí un calambre y grite cuando mi leche salió.
? Aaahhh
Me recargue sobre la espalda de mi Carmen, ella soltó una mano del respaldo y me sujeto de la cabeza, creo que eso fue lo único que me pudo dar en ese momento, porque nunca dejo de mamar la verga de ramón.
Terminé mi eyaculación y perdí erección, se la saqué y sentí mareos, creo que eso fue demasiada adrenalina para mí, me moví hacia atrás hasta llegar a un sillón individual y me deje caer sobre él, Carmen continuaba con felación de higiene, su culo en pompa aún estaba algo abierto, la leche escurría del agujero, me levanté, necesitaba limpiar mi pene y la boca de Carmen en ese momento no era una opción
? Voy al baño—les dije


Me dirigí al baño y limpié mi verga con toallitas húmedas, mientras lo hacía me miraba en el espejo, miraba mi cara y veía el sudor que se presentaba en mi frente, no sabía a quién veía, acababa de entregar sexualmente a mi mujer, me había gustado, lo había disfrutado mucho, apenas sentí la leche de mi compadre eyaculé como un toro, ahora estaban ellos dos solos en la sala, probablemente ella seguiría mamándolo y probablemente a él se le pararía de nuevo y se la cogería, mi pene quiso brincar sólo de imaginarlo.


Con esa idea salí del baño, me dirigí a la sala y los vi, ya no se la estaba mamando, estaban los dos sentados en el sillón principal, desnudos, casi de frente uno del otro, ella le tomaba la mano y él sonría satisfecho, me voltearon a ver y Carmen le soltó la mano


? Hola tortolitos—dije en un tono amable y cariñoso, los dos me sonrieron
? Hola mi amor
? Hola compadre, bueno, me voy a abañar, traigo mucho sudor, lo necesito


Mi compadre dijo y se levantó, al hacerlo, tomó de la barbilla a Carmen y se la acarició con dos dedos, ella le correspondió con una sonrisa cariñosa, mi compadre pasó a mi lado y me dio una palmadita en mi hombro, yo sonreí y agache la cabeza, voltee a ver a Carmen y ella me invitó a sentarme a su lado


? ¿Fue lo que esperabas?—pregunto en tono cariñoso y con cierto respeto
? ¿Lo fue para ti?—conteste
? ¿No lo notaste?
? No solo lo note, lo sentí
? ¿Y eso te gustó?
? Si, te amo y quiero que no lo dejemos, creo que los dos lo disfrutamos y lo necesitamos
Carmen después que le dije esto agacho la mirada y titubeó un poco, como si quisiera decirme algo, lo note y la animé a decírmelo
? ¿Qué pasa mi amor?
? Es que no sé cómo decírtelo, te amo y… — se quedó callada, la volvía a animar
? ¿Y qué? Dímelo por favor
? Ramón quiere… no lo tomes a mal mi amor, por favor, ramón quiere dormir esta noche aquí con nosotros
? Ah muy bien
? Sólo que quiere que yo duerme con él en la cama, en nuestra habitación… solos


Mi corazón latió muy fuerte, mi compadre había disfrutado cogérsela tanto frente a mí que quería quedarse a dormir con ella y talvez eso significaba que se la cogería en algún momento por la noche, mi pene dio otro brinco, Carmen volvió a hablar


? Yo le dije que por mí no había problema, pero el que iba a decidir eras tú, si tú quieres pasará, pero si dices no le digo que se vaya, ¿entonces qué opinas?
Otra oportunidad de caer más bajo, con mi pene brincando, me senté en el sillón y la tomé de ambas manos
? Pero claro mi amor, no me opongo, pueden quedarse los dos en mi cama, yo me iré a dormir a la cama de Perla
? ¿Seguro mi amor?—dijo Carmen emocionada
? Seguro


Brincó de emoción y me besó en la boca, fue un beso prolongado, pero sin lengua, se levantó y ya no me pidió permiso, caminó rápido, casi corriendo y se fue a la regadera con ramón a darle la buena noticia, escuche como entró, de hecho escuché todo, porque Carmen no cerró, escuche sus risas y como ella de repente empezó a gemir, seguramente la masturbaba o se la estaba cogiendo en la ducha, pude haber ido a verlos, pero preferí masturbarme sentado en el sillón imaginándolos.


Ya no bajaron ni se despidieron, escuche como entre risas entraron a la habitación y cerraron, me fui a la habitación de mi hija perla y me desnudé para dormir, mi ropa de dormir estaba en mi cuarto y consideré de mala educación entrar, interrumpirlos o incomodarlos.


Dormí profundamente y a media noche me desperté, escuche gemidos y golpes de la cama en la pared, era mi Carmen que gemía de placer cogiendo con mi compadre, mi pene se erecto y me tuve que masturbar escuchando como Carmen gemía como una amazona, eyacule cuando escuche como él se vino en ella gritando “que rico culo”, la cama de mi hija quedó manchada de semen, por la mañana cambiaría las sábanas, volví a dormir satisfecho.


En la mañana siguiente Carmen me despertó, me movió cariñosamente para hacer mi despertar más suave.


? Mi amor despierte, ya es hora de levantarnos
? ¿Qué horas son? ¿Y ramón?
? Se fue temprano
? ¿No se quedó a desayunar?
? No, dijo que tenía cosas que hacer
Me levante y me fui a mi recámara a bañar, la cama estaba impecable, me hubiera gustado verla destendida, pero Carmen había limpiado todo, salí y me cambié baje Carmen ya tenía el desayuno hecho.
? ¿Cómo amaneciste?—pregunto Carmen con un tono cariñoso y amable
? Bien mi amor ¿y tú?
? También, muy bien
Hiso mucho pausa en el “muy bien”, yo reí emocionado y comencé a desayunar
? ¿Cuándo repetimos?—pregunte a Carmen, ella me miró y me sonrió cómplice
? Pronto mi amor, muy pronto


Nos tomamos de la mano con amor y seguimos desayunando, la nueva etapa había empezado, no sabía que figuraba en el futuro, sólo sabía que sería muy placentero averiguarlo
Continuará