Saltar al contenido

Yo casada cogida por una pendeja …. 2

Quieren saber que paso con la pendeja esta que no solo me inicio a MI?.

mujer decidida y liberada, si no que me partía la cabeza ver, cualquier hombre le gusta estar atendido/a, pero yo para esa época tocaba el cielo con las manos, tenia a un pendejita que esta súper buena, con experiencia, que me dejaba del tomate y por el otro lado, lo tenia a mi marido que me daba bomba, no se olviden que tan solo llevaba 6 meses de casada, me pregunto ahora la puta?

que degenerado que era este tipo y supo, sacar de mi esa puta que cualquier marido quiere. Brenda sin ningún problema venia a cualquier hora y como sabia que a la hora de la siesta nunca esta Mauro aprovechaba, venia y me decía,

Dani te quiero chupar toda ahora y no quiero una negativa, me recontra cogia por todos lados, se podía pasar largo rato en mis pechos, me mojaba como nunca y aunque le parezca mentira, luego me entraba la culpa eso si después de acabar como una reina, es decir no era culpa era saber que le estaba ocultando algo a mi marido, si bien me auto convencía diciéndome todo sea por una buena fiestita con el ser que amo. Pero la cosa no terminaba allí en el primer relato comente lo de la madre de Brenda, una tarde me golpea la puerta y traía una cara de sacada, dije cagamos se entero se arma la gorda, pero no todo lo contrario, me dice Dani,

te hago una pregunta esta noche no tenes drama de cuidarme a los nenes, es decir si podes hacerte cargo, porque tengo que salir con un amiguito que conocí, la verdad quede sorprendida y le dije no problem, a otra cosa que te quería decir, me encanta como gritas cuando Mauro te coge, epaa dije y vos como sabes, es que más de una oportunidad, los pude escuchar, cuando dejaban la ventana abierta y entre nosotras la semana pasada me calentaron tanto que me masturbe, los rayos pasaban rápido por mi cabeza, por un lado la hija y ahora la atorrante de la madre me dice que se masturba escuchando nuestras sesiones de sexo, yo media desencajada le dije me alegro, esa charla abrió entre nosotras otro dialogo donde las charlas eran más directas. Pero jamás quise hondar por el hecho que me daba miedo saber que si se enteraba lo de Brenda iba a parar todo al cuerno.

La primera tarea es saber como encarar a mi marido para decirle o levantarle el apetito hacia la pendeja, claro no era tarea sencilla por como la miraba él sabía que no era con ojos lujuriosos, eso jugaba en mi una mala pasada, pero bueno tenia que encarar la situación y decirle o manejar los ratones de él para que empiece a mirar a Bren con otros ojos.

Como todo tiene un comienzo y un final, hay veces que buenos otros malos, la situación con ella se había puesto medio insostenible, la pendeja estaba súper caliente conmigo y hacia lo que yo quería, desde masturbarse para mi, colocarse un consolador y darme masita, hasta pedirme que le pase mi saliva en su boca, primero empecé con ella diciéndole , me gustaría hacerlo con vos y Mauro, mierda no le gusto para nada mi comentario, me dijo que ni loca se dejaba tocar por mi marido, que paso pensé entre mi ?esta mina es lesbiana o se fue de mambo conmigo.

Pero explícame porque no queres tener nada, te dijo algo te hizo algo o que pasa? No te gustan los Hombres, ella muy fría me dice los hombres me gustan me gustan las pijas grande, pero tu marido para mi es como si fuera un padre / tío / no alguien que me quiere coger?uy bueno pero no lo mires de esa manera, no sabes las cosas que podríamos hacer los tres juntos y para mi no sería una situación engañosa de esa forma blanqueo nuestra relación y bueno después la podemos manejar de otra manera, es decir lo hacemos una vez con el y nosotras todas la que quisiéramos?

pero mi explicación no tuvo mucho éxito, su negativa era sostenida con firmeza por parte de ella. Bueno tema terminado, tenia que buscar una forma, más segura de llegar a poder dejar de lados sus principios y llevarla a donde yo quería. Al otra día volvió a venir a la siesta y no le corrí ni bola, me buscaba, pero le dije que no tenia ganas, que la verdad estaba cansada, me miro no dijo nada y se fue, así paso casi una semana, que cuando venia yo le cortaba toda inspiración a querer tener algo conmigo, pero al lunes próximo cuando vino tuvo otra postura, me dijo que me pasaba que no le daba más bola, pisaste el palito me dije para mi misma, lo que pasa que me no me gusto lo que me dijiste de Mauro, yo lo vi con otros ojos, poder darnos placer los tres sin ningún tipo de ataduras y vos me saliste con un martes 13, por eso pensé lo sucedido y decidí por el momento no tener más nada con vos…

La cara de asombro de Brenda era increíble, pero se mantuvo en silencio y dijo es tu decisión vos te lo perdes, se dio media vuelta y se fue, mierda me quede más caliente por su respuesta que por el entorno la pendeja se agrando y quiere sacar provecho, pero saque el orgullo de adentro y me dije no aflojes ahora Dani, todo va a salir bien.

Como estábamos en pleno verano, decidimos ir a una playa cercana a mi ciudad con mi marido y el muy boludo no tuvo mejor idea que decirme? a recién la vi a Brenda en la vereda le dije que si quería venir con nosotros?.opsss pensé se pudrió todo, que te dijo le pregunte, nada que bueno que le gustaría pero que primero tenia que hablar con vos? Conmigo!!! No sabia que razón había en todo eso? pero bueno vino y me dijo yo voy, pero te hago una pregunta? Mauro sabe algo de nosotras?

NOOOOOOOO le dije que queres que me caguen a patadas por tonta? Bueno la cosa es que viajamos los tres en el auto, riéndonos, yo expectante de todo no sabía que iba a pasar, pero si me imaginaba que estaría bueno? El departamento a donde llegamos era de dos habitaciones, nos acomodamos y nos fuimos a cenar, lógicamente todo el gasto corría a cuenta de nosotros ella era una invitada VIP, pero ojo todo esto sin planearlo, es decir yo lo planeaba pero mi marido no tenia ni la más puta idea de mis intenciones, dormimos y la mañana fuimos a la playa, mientras que tomábamos sol, la pendeja le dice sin ningún tipo de problemas,

Mau me pasas bronceador en la espalda, mi marido ni lerdo ni perezoso lo hizo sin problemas y la muy guacha me miraba?.y con sus ojos me decía mira lo que me hace tu maridin?la situación me puso tensa y no se porque pero después vino lo peor. Brenda tenia colocado un pareo que le tapaba su bikini que hasta el momento no la había mostrado, para mi sorpresa le dice a Mauro, para que me saco el pareo así me pasas en las piernas?.pendeja dije para mí?.pendeja?..

tenia puesta una cola less blanca, terrible como le quedaba, mi marido se sorprendió y le dijo nena que bien te queda esta malla, bueno no todo lo malo es tan malo, pude sacarle de él ese sátiro, es decir ya no la veía como la nena de la casa de al lado, si no como una mina hecha y derecha, mejor para mi una cosa menos para resolver, pero mi sensación era algo rara de jugar a ser el gato y ratón?ya no era el gato, era el ratón en manos de esta nena más viva que yo. Me dije para mi? bueno ya estas en el mar deja que te lleve las olas, no tenes otra alternativa, mis planes fueron siempre allanados por ella y siempre quede expuesta como que mi táctica no era buena.

Esa noche pensamos en ir al casino, cuando se fue a bañar, mi marido me dice che no le había prestado atención a Brenda que buena se puso la vecinita me dice, si ya me di cuenta le conteste, tus ojos así me lo demostraron, pero ojo papito, te estoy observando?él se río y se fue al cuarto de arriba, cuando esta subiendo Brenda grita diciendo, Daniela me alcanzas el toallón me lo olvide en la habitación, cuando le lo voy a entregar, me dice cerra la puerta, mira como estoy?la guacha se estaba masturbando, me dice estoy recontra calienta, mientras se metía dos dedos en su vagina y me dice dale entra vamos a bañarnos juntas?estas loca, no para? dale, y se seguía tocando, la imagen me estaba calentando, pero afuera esta mi marido?linda situación, NOOOOOO dije, no puedo, bueno fácil o entras o esta noche me lo cojo a tu marido, a bueno?.

dale me gustaría verte, mentira me corrió un frió por la espalda, mezcla de celos y rabia, eyyyy me pregunte que me pasa no me conocía?yo la liberal, la mujer asumida, no no no?. algo raro me esta pasando, no dije nada y me fui del baño, con la cabeza dando vueltas a mil, que te pasa? Me pregunto mi marido no nada, se ve que se me bajo la presión por el calor y el vapor del baño y me tire en la cama, no se que paso pero perdí la conciencia cuando me despierto lo veo a mi marido, dándome aire con una revista, Brenda a mi lado con su toallón preguntándome si estaba bien?

Cuando todo volvió a su normalidad, no se si a propósito o no, al levantarse de la cama ella con su rodilla traba lo único que la tapaba y si, quedo en bolas frente a los dos, mi marido, la miraba no dijo nada, yo la mire, ella muy piola dijo, chicos me voy a cambiar pero se fue de la habitación si taparse, mostrando toda su hermosura en el trayecto que recorrió, lógicamente él no saco su vista de ese hermoso culo, que tenia ya las marca de la cola less entre ambos cachetes, punto débil de mi marido, que eso lo vuelve loco.

Nadie hablo nada simplemente nos fuimos al casino, fue una noche buena, no solo que ganamos, si no que tomamos los tres todo lo que estuvo a nuestro alcance, cuando nos retiramos vimos que el cielo estaba todo cubierto, tormenta en puerta, cuando llegamos a nuestro departamento, yo estaba excitada por el champaña y quería tener sexo cueste lo que cueste, mi marido también se veía excitado, quizás producto del alcohol, pero más aún por todo lo vivido por el espectáculo de Brenda.

Cuando ya estábamos en la cama, los truenos empezaron a sonar, nosotros teníamos la puerta cerrada, Mauro ya estaba al palo y succionando un pecho cuando se abre la puerta de imprevisto, nos falto manos para taparnos con las sabanas, tengo miedo a los truenos esto es de chiquita dijo? puedo dormir con ustedes, la cara de culo que puso mi marido no se la pueden imaginar, pero bueno, ya estaba hecha la macana, yo en bolas, Mauro al palo y ella con un camisón súper corto, sin corpiño, la cosa que yo fui al medio, estuvimos en silencio un rato y ella dice chico estaban haciendo algo que yo interrumpí, la verdad ahora me doy cuenta dijo?.,

no esta todo bien contesto mi marido en típica posición culo con culo?de puro enojado que estaba, pero no tarde mucho en sentir una mano que me tocaba un pecho, lógicamente que muy suavemente la retire, pero salio de allí y fue a parar a mi conchita ya mojada por todo lo ocurrido, no pude hacer nada simplemente abrir las piernas para que toque mas libremente? si? me estaba masturbando yo gire y le deje el lado de mi cola a Brenda que no paraba de tocarme, sin más pensé esta es la mía, le agarre la pija a mi marido y empecé a moverla, el se dio cuenta que algo pasaba por mis movimientos, no dijo nada pero no tardo un segundo en ponérsele bien dura, hasta que siento los labios de ella en mi boca, le conteste el beso y me di vuelta, le dije a Mauro no digas nada, déjate llevar por la situación?.

que situación ni situación se dio vuelta como un torbellino y empezó a meter manos por todos lados, en mi en Brenda, ella ya había bajado a succionarme y Mauro me metía su pija en la boca, mierda pensé por dentro que fácil que había sido? La cosa que fue una noche de frenesís, Brenda me ayudo a chuparlo a mi marido, él se dio el gusto de hacer de todo con ella, la penetro, la saboreo y el momento culmine fue cuando acabo, entre nos dos nos pasamos la leche de él, un manjar nada despreciable para ambas, nos dormimos cansado con tanto sexo,

Mauro termino dos veces y yo mil al igual que Brenda, pero a la mañana cuando nos despertamos, pensé en culpas o cosas raras, no nada, todo lo contrario ella estaba en el medio de ambos siendo mimada como una nena y le dice a Mauro viste lo que te dije en la playa, este era el regalo que quería darles a los dos, por ser como son? La cosa que pasamos esos tres días cogiendo como extraterrestre donde había lugar o ganas, la pasamos de puta madre, Brenda se dio el lujo de cogerse a mi marido en el living mientras que yo dormía, el tocaba el cielo con las manos y yo?

bueno que puedo decir, la pase bomba cumplí el sueño de mi amado y de alguna forma blanquear la situación. No todo termino acá y espero algún día seguir con el relato, pero cuando tenga tiempo y ganas, falta una parte importante en todo esto se acuerdan de Patricia la madre, bueno le dejo el final abierto. Besos Daniela