Saltar al contenido

Vida en Ibiza (El comienzo cuando ella comenzó a prostituirse)

Bueno, un poco de nuestras vidas de este último tiempo. (Spoiler, para cuando tenga tiempo de actualizarlos: Nosotros 2 estamos de vuelta en Argentina, realmente estamos viendo que carajo hacemos)

Va a haber algo de sexo? Obvio! Por eso estamos acá!

Como siempre comienzo describiendo a Eve, mi actual esposa. 29 años, mide 1,70m, un culito hermoso, tetas operadas, grandes, pero no desproporcionadas, morocha de pelo lacio y ojos medios verdes, medios marrones, contextura tirando a chica de gym, cuerpo definido, pero sin llegar a estar marcada, ese color de piel que parece apenas bronceado en invierno.

Luego de pasar por unos meses muy complicados, con muchos quilombos de todo tipo, charlando con una pareja amiga, David y Antonella, medio en broma, medio en serio salió la idea de mudarnos a Ibiza los 4. Con Eve tomamos la iniciativa hace unos meses, ellos se sumaron hace poquito.

En super resumen, nosotros tuvimos que organizar mucho laboralmente en Argentina para no abandonar nuestros empleos al 100% y buscar algo acá en Ibiza porque ganar menos Pesos Argentinos y gastar en Euros no es viable, claramente la idea nunca fue la de «Vivir en Europa, pero lavar platos» sino de emprender algo que nos permita disfrutar la vida en la isla y permitirnos recorrer Europa, al menos con una escapada por mes. Todo parece super improvisado, pero la verdad estaba bastante calculado teniendo en cuenta hasta otro posible confinamiento por pandemia.

Comenzamos con una semana de vacaciones viviendo en un hotel disfrutando de ser turistas, moderando las jodas. aprovechando alguna fiesta y recorriendo distintos lugares de la isla. Luego pasamos a una casita y a comenzar la vida real. Tuvimos que ir a Madrid y a Barcelona para hacer papeles, nos casamos para facilitar trámites (fiesta pendiente), realmente es muy engorroso toda esa parte, a pesar de haber averiguado todo previamente y teniendo ambos ciudadanía europea.

Lo primero que se piensa es que vivir en Ibiza es vivir de joda, de fiesta en fiesta. Todos los días hay fiestas de todo tipo, de lo más «under» hasta lo más «mainstream». Al principio es muy difícil dejar pasar alguna fiesta de algún DJ que te encante, después te das cuenta que no te queda otra. Estar de vacaciones y vivir en Ibiza son cosas muy distintas.

Primero tuvimos trabajos bastante absorbentes en cuanto a tiempo, pero el verdadero objetivo era obtener contactos locales y conocimientos para ver que podríamos emprender y en menos de 2 meses ya habíamos empezado con algo nuestro asociados estratégicamente a quien fue mi jefe y ya estamos proyectando otro emprendimiento en conjunto con David y Anto.

Volvamos un poco atrás, a esa semana de vacaciones. Jugados al todo por el todo, tocaba un DJ muy reconocido, que a Eve le encanta en uno de los boliches más emblemáticos de Ibiza, fuimos por nuestra cuenta a modo 100% turista, más o menos a mitad de la fiesta nos encontramos con una pareja que estaba en el mismo hotel, los saludamos con la idea de compartir el taxi de vuelta. Pensamos que eran Argentinos, pero cuando preguntamos los nombres, con el de él ya nos dimos cuenta que son Uruguayos. No le voy a cambiar el nombre a él, claramente es Washington, ella Paola.

Wash es alto, debe pasar el metro 85, piel tipo miel, ojos celestes, pelo castaño, rasgos bien marcados. Tengo que admitir que es muy fachero y podría flexibilizar mi heterosexualidad con facilidad. Estaba con una camisa floreada y bermudas. La ropa también daba que dudar, pero bueno, es Ibiza, la capital mundial de la joda y yo estaba vestido muy similar.

Pao mide, 1,70, tenía unos tacos y me sacaba unos centímetros, flaquita, un cuerpo muy cuidado, con curvas suaves, tipo el de Tini, morocha de pelo largo y lacio, ojos verdes y una boca carnosa que pide a los gritos un beso. Ella estaba con una mini pollerita y un corpiño de bikini. El pelo con una colita alta, supongo que por el calor, más que por la moda.

Eve había ido con un short de jean, un top que no dejaba mucho a la imaginación y unas zapatillas con plataforma.

La verdad es que los 4 estábamos bastante volados de todo lo que tomamos y pegamos re buena onda. Típicos chistes rioplatenses y charlas copadas.

W: Cuando llegaron chicos?

E: A Ibiza el jueves. Ustedes?

W: También el jueves.

P: Hasta cuando se quedan?

S: Nos vinimos a vivir. Ustedes cuando se vuelven?

P: Nos queda mañana y 2 días más. Escuchaste amor? Que genios, a vivir a Ibiza!

W: Se ganaron la lotería y van a vivir en el hotel?

S: No, ojalá! Esta semana estamos de vacaciones, la que viene ya nos ponemos con todo, papelerío, empezar a buscar trabajo.

E: Y nos vamos a casar.

P: Ahhh chicos! Los felicito! Que lindo! Nosotros estamos de luna de miel.

S: Gracias!!! Bueno, hay que brindar, voy a buscar un champagne a la barra. Ya vuelvo!

Yo me fui a la barra y quedó Eve con la pareja recién casada.

E: Hicieron fiesta?

W: Hicimos algo re chiquito, intimo, la fiesta la vinimos a hacer acá nosotros 2.

P: Ustedes van a hacer algo?

E: La verdad decidimos casarnos para simplificar los papeles, haremos fiesta en diciembre cuando vayamos a Argentina por navidad y año nuevo.

P: Es decir que ni despedida de soltero tuvieron?

E: Por ahora nada de nada. Ustedes hicieron despedidas de solteros?

P: Sí, pero Wash la arruinó.

W: No la arruiné, me emborraché de más, vos la pasaste de 10.

P: Te cuento, hicimos una fiesta con amigos, en una casa grande con pileta. El señor se tomó de más y se quedó dormido en el suelo toda la tarde, se despertó a la noche, comió una hamburguesa y se volvió a dormir.

W: Contá lo que hiciste vos!

P: Cada hora traté de despertarlo, pero como no hubo caso me quedé bailando con todos.

W: Lo de las fotos contá.

P: Ahhh sí, eso es lo más gracioso, organicé para que todos, absolutamente todos los invitados subieran fotos con él. Tipo ellos bailando y él dormido en el suelo.

W: Es mala.

E: Yo creo que fue buena. Podría haber sido mala, pero no lo fue.

Acá vuelvo yo y escucho esta frase absolutamente sin contexto viendo como mi futura esposa estaba abrazada bailando a ambos:

P: Mirá si me cogía a otro al lado tuyo. Ni te ibas a dar cuenta.

S: Bueno, están hablando de casamiento, me voy un minuto y ya están hablando de cogerte a otros.

Me contaron el contexto, brindamos por los recién casados, por los futuros casados y seguimos bailando hasta el amanecer, cortó la fiesta y la verdad es que seguíamos manija, con ganas de joda.

Nos fuimos al hotel, a la habitación de ellos, creo que de las más caras del hotel porque es enorme, con una minipileta en la terraza. Pusimos música ahí y a bailar los 4, ya descalzos para mayor comodidad, seguíamos tomando de todo y charlando.

El sol comenzó a calentar, los 4 nos pusimos lentes de sol, lo único que nos quedaría después, me abrí la camisa y Wash hizo lo mismo.

P: Hay chicos, tienen calor? Vení Eve, vamos a sacarles las camisas a nuestros bombones

Mi mujer, ni lenta ni perezosa fue directo a sacarle la camisa a Wash.

E: Te molesta?

P: Hacé lo que quieras mientras no te moleste que yo le saque la camisa a tu futuro marido.

E: Sacale lo que quieras, no me va a molestar.

Al ratito empezó a hacer más calor de verdad y Pao se puso más picante.

P: Chicos, no da para meterse a la piletita?

E: Re da, pero tengo que ir a buscar una bikini.

P: No seas tarada, sacate el short y listo. -Pao se puso atrás de Eve, le desabrochó el short y se lo sacó.

W: Eve, no seas pudorosa, no cambia nada la tanga de la bikini que tenías hoy con la de ahora, ni el color, también es roja.

S: Ah bueno, el señor recién casado estuvo mirando a mi novia en la playa.

W: En la pileta para ser exactos.

P: Es verdad, los cruzamos en la pileta.

W: Pará, te molesta que la mire?

S: Wash, no me molesta, de hecho somos swingers, me calienta que la miren.

P: Ahhh que onda? Nunca hicimos algo así, pero nos da curiosidad.

E: Si quieren podemos ir sacándole la curiosidad… Pero primero vení que te saco la mini a vos.

Eve le dio un beso en la boca a Pao y le sacó el short dejando su tanguita negra muy chiquita al descubierto.

E: Chicos, afuera las bermudas, vamos a la pileta los 4. Yo no voy a mojar mi top y no voy a ser la única en tetas. Sacate el corpiño Pao. -Mi futura esposa sin vergüenza alguna se quedó en tetas.

P: Vení y sacámelo vos si te animás, de paso te robo otro beso.

E: Que te lo saque mi futuro marido, alguien se opone?

Lo miré a Wash para buscar su aprobación, asintió con la cabeza, le di un besito a la recién casada y le saqué el corpiño dejando esas tetas chiquitas, pero paraditas al sol. Con unos pezones chiquitos y rosaditos. Imposible no tener ganas de chuparlos.

Nos metimos a la pileta a bailar, a joder. Ya los 4 sabíamos lo que iba a pasar, pero era el preludio.

Bailábamos los 4 pegados, nos rozábamos, picos para todos lados, hasta las chicas se chaparon, justo yo quedé atrás de Eve y Wash detrás de Pao, las apoyamos dejándolas en el medio, ellas se dijeron algo, se cruzaron, Eve le comió la boca al uruguayo, Pao me sentó al borde de la pileta, se me sentó arriba y me recorrió toda la boca con la lengua y se movía para que sus pezones duritos apenas rocen mi pecho.

Yo estaba con los ojos cerrados, no se bien como pasó, pero Wash apareció sentado al lado mío y mi novia chupándole la pija, mamita, que pedazo de verga que tiene este tipo. Pao vio la escena y se tiró de cabeza a la pija de su marido, entre las 2 le chupaban la pija mientras la uruguaya tiraba de mi boxer para que me lo saque.

Por momentos las 2 chupaban una pija, por momentos la otra, por momentos cada una la pija de la pareja de la otra y por otros se chapaban entre ellas. En mi mente pensaba «que hijas de puta, cómo saben calentarme».

Semejante favor había que retribuirlo, Wash la sentó en el bode a Eve, yo puse a Pao recostada en el borde boca abajo, con las piernas hacia la pileta apoyadas sobre mis hombros. Me quedaba su conchita a la altura perfecta para comérsela toda y estirándome un poco llegaba a lamerle y besarle el ano. Una conchita hermosa, riquísima que mientras me la comía cruzaba miradas con mi futura esposa que estaba gozando de la chupada de concha con 2 dedos adentro que le estaban dando a mi lado.

Las chicas se metieron a la pileta nuevamente, se pusieron a chapar y ambos hombres nos pusimos detrás de la pareja del otro para empezar a cogerlas apoyándoles el culo. Chapabamos todos con todos, por momentos juntábamos las 4 lenguas en un punto, una locura. Nos dimos así hasta que no nos dieron más los cuerpos. Una imagen que la revivo y se me para la pija al escribir esto