Saltar al contenido

Manipulando a mi Tía #3: ¡hora de follar!

El día siguiente fue normal, fui a la Universidad y por la tarde, al regresar a casa, vi que mi tía no estaba, esperé un rato viendo la tele y ella llegó con varias bolsas de ropa en la mano.


ANDREA // Hola cariño. ¿Qué tal tus clases? Yo he aprovechado el día y he ido de compras, mira todo lo que traigo.


Abrió  las bolsas y sacó lencería, una minifalda, una blusa y un vestido. Al ver aquello tuve la sensación de que estaba iniciando una vida nueva y no había contado conmigo.


JAVIER // Andrea. ¿Por qué no has esperado y hubiese ido contigo?
ANDREA // Pensé que no te gustaría volver a salir de compras con tu aburrida y pesada tía.
JAVIER // No digas tonterías, sabes que me gusta acompañarte a comprar, además lo pasamos muy bien.
ANDREA // Ja ja ja, que golfillo eres, entonces es por eso, a ver si vas a creer que vamos a repetir lo mismo cada vez que vayamos de compras.
JAVIER // Nooo, no es por eso, es que lo paso muy bien contigo, y así te sirvo de asesor, que llevas mucho tiempo sin salir y no sabes lo que está de moda.
ANDREA // Eres un encanto, no se qué haría sin ti.


Se acercó y me beso en los labios al tiempo que me daba un pellizco en el culo, después fue a cambiarse de ropa y a preparar la cena, al terminar me dijo que tenía sesión de chat con su novio y se retiró a su habitación, yo hice lo mismo y me senté frente a mi PC, al encenderlo allí estaba ella frente a la webcam esperando a su ciber novio.


ANDREA // Hola cariño, hoy tengo una sorpresa para ti.
JAVIER // ¿Si? ¿Y cuál es?
ANDREA // No te lo vas a creer, ayer cuando te dejé fui a la habitación de mi sobrino y le pillé haciéndose una paja.


A continuación, relató paso a paso y sin dejar detalle todo lo que había hecho conmigo y como se había tragado toda mi leche.


ANDREA // Como ves, cumplo todo lo que me pides.
JAVIER // Así me gusta amor, me encanta que hagas todo sin dudar. ¿Te gustó?
ANDREA // Uyyyy, mucho mi amor, cuando sentí como su pene lanzaba el semen contra mi boca, y sobre todo al notar como bajaba por mi garganta, tuve una sensación extraña, me excitó muchísimo y deseaba que su polla siguiese expulsando más y más leche para tragármela toda sin derramar ni una gota.
JAVIER // Ummm, muy bien, eso me pone muy caliente, ahora ya sabes lo que tienes que hacer. Como te dije ayer, quiero que le traigas frente a la cámara y te lo folles delante de mí.
ANDREA // Amor, es que no se si es buena idea, es mi sobrino y me da mucho reparo. Además, me da mucha vergüenza pedírselo.
JAVIER // ¡Joder! ¿Otra vez con lo mismo? Creí que esto había quedado claro, pero veo que no tienes palabra y cada día cambias de idea.
ANDREA // No, no es eso, de verdad, pero es que me da mucha vergüenza. Tienes que entender que para mi es muy fuerte ir a la habitación de mi sobrino para decirle ¡Venga fóllame!
JAVIER // Me gustaría ser yo quien te folle, pero estoy muy lejos y no se cuando podré viajar, hacerlo con él es una muestra de amor, es como si los dos estuviésemos compartiendo ese momento, tú piensas que soy yo quien te folla y yo pienso que soy quien está contigo, esto nos va a unir más, ya verás. Pero si no piensas lo mismo da igual, es mejor que lo dejemos.
ANDREA // ¡No por favor! Tienes razón, tú y yo no podremos hacerlo en algún tiempo, espero que sea poco porque estoy deseando verte y tocarte, no te imaginas las ganas que tengo de ser tuya, pero como de momento no es posible me parece bien, follaré con mi sobrino delante de ti y pensaré que lo hago contigo.
JAVIER // Si mi amor, será como si estuviésemos follando juntos, haz con él todo lo que te gustaría hacer conmigo.


Mi tía lanzó un beso a la cámara, se levantó y fue hacia mi habitación, yo bajé rápidamente la pantalla de mi portátil y me tumbé en la cama. Cuando entró en mi cuarto me cogió de la mano y me llevó a su habitación, nada más entrar se quedó parada sin saber qué hacer, me miraba y se frotaba las manos sobre las piernas, al ver su actitud me imaginé que estaba avergonzada pensando como proponerme que follara con ella sin dar la impresión de que era una guarra. Entonces pareció tener una idea y con una amplia sonrisa me dijo.


ANDREA // Siéntate en la cama cariño, como no te ha gustado que fuese de compras sin ti, voy a hacerte un pase privado con todo lo que he comprado.


Mi tía abrió el armario y fue cambiándose de ropa frente a mi enseñándome cada una de la prendas que había comprado, al llegar a la lencería se desnudó completamente y se puso una braguita roja y negra minúscula que apenas tapaba su coñito, me miró, giró sobre si misma y me enseñó el culo dándose un azotazo, después se puso un picardías negro con lazos rojos que mostraba casi al completo sus tetas y que llegaba solo hasta la cintura, por lo que dejaba su braguita perfectamente visible.


ANDREA // ¿Qué te parece cariño? ¿A qué es muy cochino? ¿Crees que le gustará a mi novio?


Al tiempo que decía esto se ponía delante de la webcam para enseñárselo al supuesto novio que estaba mirando al otro lado. Mi verga estaba durísima y casi se salía del pantalón, mi tía pareció darse cuenta y aprovechó la situación para decirme.


ANDREA // Quítate el pantalón cariño, creo que tienes algo ahí que está deseando liberarse.
Se acercó a mí, me echó hacia atrás y desabrochó el pantalón para, a continuación, sacar mi polla del calzoncillo y cogerla con sus manos.
ANDREA // Ummmm, que bonita y que grande está, parece que le ha gustado lo que ha visto.
JAVIER // Ya lo creo Andrea, estás bellísima.


Mi tía bajó la cabeza, sacó su lengua y empezó a pasarla por mi capullo, después abrió la boca y se tragó la verga de un golpe, su cabeza subió y bajó repetidamente y de repente paró, se la sacó, y me miró sonriendo al tiempo que decía.


ANDREA // Ahora relájate que vas a disfrutar de algo que se que te gusta.


Su lengua se deslizó desde los testículos a mi ano y allí estuvo jugando durante un buen rato, de cuando en cuando intentaba penetrar mi orificio anal con ella, lo que hacía que me retorciese de placer.


ANDREA // ¿Te gusta verdad? Pues ahora vamos a dar un paso más cariño, levántate y prepara esa polla para mí.
Se incorporó, se puso en cuatro y me dijo.
ANDREA // ¿A qué esperas? Estoy deseando sentirla dentro de mi.


Se había colocado de forma que estuviésemos justo frente a la cámara.
Yo me puse detrás, pero me sentía violento, parecía que ella mandaba y yo obedecía, que era demasiado planificado, por lo que me hacía sentir incómodo, así que la cogí, la giré y la puse en la cama boca arriba, metí mi cabeza entre sus piernas, aparté su braguita y comencé a acariciar su clítoris con mi lengua. Ella reaccionó diciendo.


ANDREA // No cariño, ahora tenemos que follar.
JAVIER // No Andrea, no podemos hacerlo así, hay que tener unos preliminares.


Ella se incorporaba y miraba a la cámara, parecía que tenía miedo de no hacer exactamente lo que le había pedido su novio, así que intentaba levantarse para volver a ponerse en cuatro, yo sujetaba sus piernas con fuerza y mi lengua seguía succionando su clítoris. Como veía que no se dejaba hacer, tomé entre mis dientes su monte de venus y lo mordí ligeramente al tiempo que apretaba con fuerza su botoncito.


ANDREA // Ummm. ¡¡Qué bien se siente!!


Apretó mi cabeza con sus manos, lo que hizo que mi lengua se metiese en su coño y mis labios recorriesen íntegramente su sexo empapado. Ahora estaba como loca, guiaba mi cabeza arriba y abajo con fuerza, por lo que mis labios y lengua no paraban de recorrer su vulva recogiendo los flujos que ya estaban llenando mi boca.


ANDREA // Siiii, me encanta, sigue, no pares, sigue, sigue por favor.


Mis labios apretaban con fuerza los pliegues que rodeaban el clítoris y los mordía con suavidad, ella no paraba de gemir y decirme que siguiera. Subí mis manos a sus tetas y comencé a  acariciarlas, al llegar a los pezones vi que estaban en su máximo tamaño, por lo que los rodeé con mis dedos y los retorcí y pellizqué con fuerza.


ANDREA // Ahh, si cariño, me encanta como lo haces.


Yo pellizcaba con fuerza y los retorcía cada vez con más intensidad, tenía miedo de hacerle daño o causarle alguna herida, pero ella me pedía que no parase.


ANDREA // Sigue, sigue, cómeme el coño, pero no dejes mis pezones cariño.
Mi tía empezó a temblar y noté como sus piernas se apretaban contra mi cabeza en el momento en que se corría e inundaba mi boca con sus flujos.
ANDREA // Ahhh, si, si, ha sido estupendo. ¡¡Que bueno!!
Giré a mi tía poniéndola boca abajo al tiempo que levantaba sus caderas y me colocaba detrás.
ANDREA // ¿Qué haces cariño? Ya no puedo más, no estoy acostumbrada a esto, hace mucho que no tengo sexo.


Sin hacer caso, abrí ligeramente sus piernas y me puse entre ellas, ahora tenía a mi tía delante y mi polla erecta estaba apuntando a su coño, era mi oportunidad y no la iba a perder.


JAVIER // Ya verás como si puedes, déjame hacer a mi.


Con suavidad comencé a frotar mi glande a lo largo de sus labios vaginales, cada vez que se acercaba a la entrada de la vagina mi tía empujaba sus caderas hacia atrás intentando que la penetrara, después de varios intentos sin conseguirlo, giró su cabeza hacia atrás y con mirada suplicante me pidió que la follase sin esperar un segundo.


ANDREA //  ¡Métemela ya por Dios o vas a volverme loca!


Metí el capullo y pude notar el calor de su sexo, al estar tan lubricada por la corrida anterior, empujé un poco y comprobé como mi verga se hundía por completo en el interior de su vagina sin ninguna dificultad. Mi tía dio un respingo y empujó sus caderas hacia atrás.


ANDREA // Ummmm, siiiii cariño, clávamela bien, hacía mucho tiempo que no tenía una polla dentro, quiero notar como entra hasta el fondo.
Comencé a penetrarla despacio, mi verga entraba y salía rítmicamente de su coño.
JAVIER // ¿Te gusta que te folle?
ANDREA // Si cariño, me encanta, sigue por favor, no sabes cuanto lo necesitaba, no pares.


Inicié un movimiento rápido de forma que mi polla desaparecía una y otra vez en el interior de su sexo mientras ella se balanceaba adelante y atrás para que la penetración fuera más profunda, intenté inclinarme hacia adelante para poder coger sus tetas pero ella me rechazo.


ANDREA // No cariño, tengo los pezones doloridos de antes, pero sigue follándome, no pares.
JAVIER // Muévete así, empuja hacia atrás, quiero metértela hasta el fondo.
La tomé con fuerza por las caderas clavando mi verga con energía, al ver su estupendo culazo no pude resistir la tentación de darle un azote, ella reaccionó echándose con fuerza hacia atrás.
JAVIER // Así me gusta joder, clávatela entera.
ANDREA // Si amor, lo que tu digas, fóllame como tú quieras.
Mis movimientos eran rápidos y ella empujaba sus caderas hacia atrás permitiendo que la penetrara con  fuerza.
JAVIER // ¿Te gusta? Vamos Andrea, dime si te gusta.
ANDREA // Siiii, me encanta, sigue dándome polla, no sabes cuanto tiempo llevaba esperando que me follaran.
JAVIER // Córrete, quiero oír como te corres.
Mi tía se retorcía de placer delante de mí y eso me excitaba aún más, de repente se dejó caer en la cama y empezó a gemir con fuerza mientras se corría con mi polla penetrándola sin descanso.
ANDREA // ¿Te queda mucho a ti cariño?
JAVIER // No Andrea, voy a correrme ya.
Andrea se quitó rápidamente y se puso de rodillas frente a mí.
ANDREA // Hazlo en mi cara amor, quiero ver como te corres.
Vi como me hacía girar y se colocaba de forma que la escena quedase justo frente a la cámara del PC.
ANDREA // Ahora cariño, échamela en la cara, dámela toda.
Cogí mi polla, la sacudí con fuerza y un chorro de semen salió en dirección a los ojos de mi tía.
ANDREA // Así amor, así, la quiero toda para mi.
Cuando ya no salía más, mi tía la cogió con sus manos y continuó pajeándome.
ANDREA // No quiero que dejes ni una gota dentro.


Llevó mi polla a su cara y la restregó por sus mejillas esparciendo el semen que había en ellas, después se la metió en la boca y estuvo chupándola un buen rato, mi corrida aún estaba deslizándose por sus ojos y mejillas. Cuando acabó, pasó sus dedos por la cara, recogió toda la leche y se la llevó a los labios mirando de frente a la cámara.


ANDREA // ¿Te ha gustado amor?
Yo sabía que esas palabras no iban dirigidas a mí sino a su ciber novio, pero a pesar de ello respondí a su pregunta.
JAVIER // ¡No sabes cuanto! No puedes imaginarte cuanto deseaba follarte, nunca pensé que podría hacerlo.
ANDREA // ¿De verdad habías deseado follar conmigo? Yo nunca hubiese imaginado que iba a tener sexo con mi sobrino, si alguien me hubiese dicho que esto iba a pasar le hubiese llamado loco y pervertido, pero ya ves, ha ocurrido y ha sido estupendo cariño.
JAVIER // Andrea, perdona si alguna vez hago algo que no te gusta, pero es que me lanzo demasiado cuando estoy con una mujer, y más aún si es tan hermosa como tú.
ANDREA //¿Lo dices por el azote en el culo? No te preocupes, me ha gustado, creo que incluso me ha excitado. Y estoy segura que has estado a punto de llamarme zorra o algo así. ¿Verdad?
JAVIER // ¡Joder! Si, lo siento, ha habido una vez que casi se me escapa.
ANDREA // No te preocupes, al contrario, eso forma parte del juego sexual y me excita verte así. Si alguna vez vuelve a suceder no te cortes, a tu tío le ponía llamarme de todo, así que por qué no vas a hacerlo tú que se que lo dices sin maldad. Eso sí, solo cuando estemos follando, fuera de eso ni se te ocurra o creeré que de verdad piensas que lo soy.
JAVIER // No Andrea, no se me ocurriría. ¿Cómo iba a pensar eso? Eres la tía más guapa y sexy del mundo.
ANDREA // Muchas gracias por lo de sexy, te ha quedado muy bien, pero seguro que en la Universidad tienes chicas mucho mejores que yo.
JAVIER // ¡Que va Andrea! No hay ninguna que te iguale, tú no sabes lo buena que estás.
ANDREA // Si, si, eso se lo dirás a todas pillín.
JAVIER // No, de verdad. ¿Te acuerdas cuando vinieron mis amigos a ver el futbol aquel sábado?
ANDREA // Si, claro.
JAVIER // Pues todos se quedaron embobados contigo, cuando se marcharon me dijeron que no podían creer que tuviese una tía tan joven y buenorra como tú.
ANDREA // ¿Yo buenorra? Ja ja ja, no me creo nada.
JAVIER // Te lo digo de verdad, si mis amigos pudieran no estarían tirándose chicas de la Uni, harían cola para estar contigo.
ANDREA // Ja ja ja. Gracias cariño, te agradezco que quieras darme ánimos pero conozco mis limites. Yo no soy la tía más buenorra pero tú si eres el mejor sobrino del mundo. En fin, es tarde y ya es hora de que te vayas a tu habitación.
Me levanté y me fui a mi cuarto, abrí la pantalla del ordenador y allí estaba ella con una enorme sonrisa.
ANDREA // Hola, hola. ¿Estás ahí?
JAVIER // Si amor, aquí estoy.
ANDREA // ¿Te ha gustado como lo he hecho? Como verás cumplo todos tus deseos, he follado con mi sobrino y he dejado que se corra en mi cara, aunque preferiría que fueses tu quien lo hiciese.
JAVIER // ¿Si estuviese contigo dejarías que me corriese en tu cara y te tragarías toda mi leche?
ANDREA // Claro amor, chuparía tu polla una y otra vez hasta dejarla seca, no dejaría ni una gota.
JAVIER // Ummm, me gusta la idea. ¿Qué más harías conmigo?
ANDREA // Todo, ya lo sabes.
JAVIER // ¿Todo? ¿Seguro?
ANDREA // ¿Aún tienes dudas? Ya te he dicho que haré todo lo que tú desees.
JAVIER // Levántate para que te vea bien.
Mi tía se levantó, se puso frente a la cámara, y sonriendo dijo.
ANDREA // ¿Te gusto así?
JAVIER // Mucho, sobre todo esas gotas de leche que tienes en la cejas.
ANDREA // ¡Tonto! Dime si te gusto.
JAVIER // Me encanta, eres una mujer única, ningún hombre tiene una novia tan bella como tu.
Mi tía sonrió y lanzó un beso a la cámara.
ANDREA // Me encanta que me digas esa cosas, mi marido nunca me decía nada cariñoso, solo sabía exigirme que se la chupara.
JAVIER // Pues he visto que lo haces muy bien. Pero no es eso lo que me gustaría hacer contigo.
ANDREA // ¿Qué te gustaría entonces?
La visión del espectacular cuerpo de mi tía por la webcam y la postura en que me la había follado instantes antes, no me daba lugar a dudas, quería follarme su culo.
ANDREA // ¡Venga! Dime que te gustaría hacer conmigo. ¡Pervertido! Ja ja ja.
JAVIER // Me encantaría follarme ese estupendo culo, no sabes como me excito solo al pensarlo.
ANDREA // No, eso no por favor, eso no lo he hecho nunca, mi ex lo intentó y me hizo daño, así que tuvimos que dejarlo.
JAVIER // ¿Ves, ya estás como siempre? Cada vez que te pido algo dices que no, siempre que no, está claro que no me quieres, si me quisieras harías lo que te pido sin dudarlo.
ANDREA // Pero eso no amor, se que me va a doler.
JAVIER // No es cierto, no sabes si te va a doler. Con mi anterior novia lo hacía y nunca se quejó de que doliese, si se hace con cuidado y bien lubricada no duele, quizá es que no pones en esta relación el mismo interés que ponía ella.
ANDREA // No digas eso amor, me haces daño, sabes que te quiero y haría todo por ti.
JAVIER // Pues a mí no me lo parece, mi novia anterior me pedía que follase su culo, yo no tenía que rogárselo como a ti, quizás debería volver con ella.
ANDREA // No por favor, no seas así, sabes que te quiero y haré lo que me pidas.
JAVIER // Pues demuéstramelo y deja de decir siempre que no. Mañana quiero que tu sobrino te folle el culo y tengo que verlo como hoy.
ANDREA // No seas así, dame tiempo por favor.
JAVIER // Ya te he dicho lo que quiero para mañana, ahora vamos a dejarlo o al final acabaremos discutiendo y tendré que cortar.
ANDREA // No mi amor, por favor te lo pido, no me dejes aún.
JAVIER // Vale, pero ahora me gustaría que te masturbases para mí, así lo haremos los dos a la vez y nos correremos juntos. ¿Quieres?
ANDREA // Si amor, ahora mismo, además, tengo una sorpresa.
Se levantó, fue al armario y sacó una caja con un consolador.
ANDREA // Lo he comprado hoy, por eso no le he pedido a mi sobrino que viniera de compras conmigo, es para que lo veas tu solo.
JAVIER // ¡Vaya! Muy buena idea. ¿Tienes lubricante?
ANDREA // Si, me lo han dado junto con el consolador.
JAVIER // Bien, ahora deja las dos cosas en la mesa pero con el tubo de lubricante abierto, y ponte frente a la cámara con un pie sobre la silla.
ANDREA // ¿Para qué?
JAVIER // Haz lo que te digo por favor.
Mi tía dejó el lubricante abierto y puso un pie sobre la silla, ahora podía ver su coño abierto justo frente a la webcam.
JAVIER // Comienza a tocarte.
Andrea pasó los dedos por la lengua y los llevó a su coño, allí los deslizó por sus labios vaginales recorriéndolos a lo largo y tocándose suavemente el clítoris.
JAVIER // Muy bien amor, ahora sigue tocándote más fuerte y baja tus dedos por dentro del coño y súbelos por los laterales.
Mi tía obedeció sin rechistar.
ANDREA // ¿Así está bien cariño? ¿Te gusta como lo hago?
JAVIER // Así está muy bien, sigue, yo también me estoy tocando.
Era cierto, yo estaba ante mi ordenador viendo lo que mi tía estaba haciendo y mi mano rodeaba mi verga subiendo y bajando sin parar.
ANDREA // ¿Te estás haciendo una paja viéndome?
JAVIER // Si amor.
ANDREA // No sabes como me gustaría verte. Sigue, eso me excita mucho, dime que más quieres que haga.
JAVIER // Ahora baja tus dedos, mójalos en tus flujos y llévalos a tu ano.
Ella lo hizo rápidamente.
JAVIER // Repítelo varias veces y cuando lo tengas bien húmedo mete uno de tus dedos.
Andrea no lo dudo, repitió varias veces la operación e introdujo el dedo su orificio anal.
JAVIER // Así, me gusta, sigue, no sabes cuanto me excita ver como te metes el dedo en el culo. ¿Te gusta a ti?
ANDREA // Si mi amor, me gusta mucho. ¿Así está bien?
JAVIER // Sigue, no pares, mete y saca más el dedo, quiero ver como entra entero en tu culo.
Mi tía sacó el dedo y volvió a introducirlo en su ano varias veces.
JAVIER // Ahora utiliza el lubricante y métete dos dedos.
Andrea así lo hizo, echó lubricante en dos dedos y los llevó a la entrada de su culo virgen, al introducirlos hizo una mueca de dolor, pero no dudó y continuó la penetración.
JAVIER // Muy bien amor, así me gusta, lo haces muy bien, no sabes lo excitado que estoy.
ANDREA // ¿De verdad te gusta? ¿Sigues tocándote?
JAVIER // Mucho, mi amor, sigue, ahora echa lubricante en el consolador y pon la punta a la entrada de tu culo, quiero que saques los dedos y en su lugar metas el consolador.
ANDREA // ¡Pero me va a doler! No me pidas eso por favor.
 JAVIER // No seas boba, no te va a doler, haz lo que te digo, no sabes lo caliente que estoy y lo que desearía estar ahí. ¿Te gustaría que fuese mi polla la que tuvieses ahora penetrando tu culo?
ANDREA // Y a mí que estuvieses aquí, en ese caso no me importaría que me follases el culo.


Ahora mi tía no lo dudo un minuto, lubricó bien el consolador y presionó con él su esfínter anal, con total decisión siguió empujando de forma que la punta comenzó a entrar muy despacio.


Yo, a través de la cámara, podía ver como su ano se iba dilatando y cedía a la presión del consolador, esa imagen era muy excitante. Ver como ese sustituto de pene iba penetrando el culo de mi tía era algo único. Ella hacía alguna mueca de dolor pero no cejaba en su empeño y continuaba presionando el consolador contra su ano. Mientras, éste cedía poco a poco y permitía que esa verga inerte se enterrase prácticamente en su interior.


ANDREA // ¿Así está bien? ¿Ya vale?
JAVIER // Muy bien amor, sigue un poco más, así me gusta, lo haces muy bien. Ahora tócate mientras tienes el consolador dentro.
Mi tía comenzó a acariciar su clítoris, primero despacio, después con fuerza, su mano se movía con rapidez y la otra mantenía el consolador dentro de su culo.
JAVIER // Así amor, tócate. ¿Te gusta?
ANDREA // Si, si, me gusta, siento el culo apretado y me está subiendo mucho calor por el cuerpo.
JAVIER // Pues no pares, sigue tocándote.
Ella se tocaba con rapidez y en su rostro se notaba que estaba comenzando a disfrutar.
ANDREA // Ufff, que rico, me gusta, me encanta esa sensación en el culo. ¿Te estás tocando tú también mi amor?
JAVIER // Sigue cariño, me encanta verte, yo me voy a  correr ya.
ANDREA // Yo también me corro, que rico por Dios.
Mi tía tuvo un nuevo orgasmo, el tercero de la noche. Se sacó el consolador y se dejó caer en la silla.
Yo acababa de vaciar mi verga de nuevo, un buen chorro de leche había salido con fuerza salpicando el trozo de papel higiénico que había cogido esta vez.
ANDREA // No puedo más, es la tercera vez que me corro esta noche, nunca había hecho algo así.
JAVIER // ¿Y te ha gustado?
ANDREA // Ufffff, muchísimo.
JAVIER // ¿Cuál te ha gustado más de los tres?
ANDREA // No se amor, los tres han estado muy bien.
JAVIER // Bueno cariño, ahora es el momento de dormir, pero mañana quiero que tu sobrino te folle el culo, ya has visto que se puede hacer sin dolor.
ANDREA // Pero me da miedo. ¿Cómo se lo pido? Va a pensar que soy una guarra y me da mucha vergüenza.
JAVIER // Ya lo hemos hablado antes y has dicho que harías todo lo que te pidiese, y además será como si lo hicieras conmigo.
ANDREA // Pero amor.


Corté el chat y la dejé sola, ahora solo me quedaba esperar a la noche siguiente para ver si podría ver cumplido otro de mis sueños, follar el culo de una mujer y que encima fuese el extraordinario trasero de mi tía.