11 Saltar al contenido

Mi Sobrina, la cena. Mi cena. Sus tetas, las que chupare. (Parte.3)

Con mi mujer, Lu, habíamos vuelto muy calientes de la cena con mi sobrina, el alcohol mezclado con la charla sexual nos había dejado en llamas, y fue llegar a casa que nos comimos… fue una noche de mucho sexo oral, se notaba que Lu había recordado nuestro primer trío, su chupada de cancha… todo esto junto al alcohol nos había dejado mal…

La mañana siguiente me desperté pensando en mi sobrina y que quizá no era tan imposible pensar en un trío con mi mujer… sería el Colmo de los morbos, tía y sobrina comiéndose entre ellas, y yo ahí para cogerlas… estaba con la pija dura, así q me fui a bañar mientras Lu dormía, le llevé un desayuno a la cama. Lu despertó con un poco de resaca, así q el desayuno incluía el resakit que le había dado Cande la noche anterior.

– Estuvo bien Cande en darte esto jajaja

-Jajaja menos mal… me dolía la cabeza.

-tengo que ir a buscar el auto, al final me olvidé las llaves en su casa… la llamas y le decis que voy a pasar?

– Que boludo, como te olvidaste?

– Bueno… me fui pensando en llegar y cogerte toda amor jajaja

– Que romántico… me baño y la llamo. Al mediodía comemos en lo de mi hermana así volvemos con los nenes.

– Buenísimo, domingo en familia ( y que familia, yo me garchaba a mi sobrina, mi mujer se había comido a su cuñado, no una sino muchas veces… iba a ser un almuerzo divertido jajaja)

Lu se metió a bañar, yo me quedé en la cama pensando, imaginando ese trío con el que ya estaba obsesionado.

Lu salió desnuda con la toalla en la cabeza esperando q el cuerpo le absorba la crema antes de vestirse, se sentó y la cama y buscó su teléfono para llamar a Cande. Aún con vergüenza por todo lo que se había hablado en la cena… mientras hablaban y arreglaban que todos iríamos a comer de Mari, mi cuñada, la mamá de Cande… yo me estiré en la cama y empecé a acariciar las piernas de Lu, que me miró con odio porque estaba hablando, trataba de cerrar las piernas cuando mis manos se acercaban a su concha viajando lentas por sus muslos… pero no ofrecía una verdadera resistencia… finalmente me encontré comiendole la concha mientras seguía hablando con su sobrina y respiraba más fuerte sintiendo mi lengua en su clitoris y mis dedos hurgando su rajita… en eso escucho que me nombra en su conversación.

-Si, tu tío se dejó la llave del auto… nos hiciste tomar mucho jajaja Nooo, no te voy a contar que hicimos cuando llegamos, estas tremenda nena jajaja escúchame, lo llevo al tío en mi auto hasta ahí y sigo viaje a lo de tu mamá y que él te lleve… te dejo que me tengo que cambiar…

Me estaba dejando servida la oportunidad de sacarme las ganas con mi sobrina al dejarme en su casa, había sido buena idea dejar las llaves por «casualidad»

– X no se que te pasa, pero estas imposible…mmm que rico, me costaba no gemir mientras hablaba, sos un hdp…

– Que te puedo decir? Amo comerte la concha mi amor…

– Me encanta que te guste… lo haces tan bien… me vas a coger? Dale que no tenemos mucho tiempo…

Me puse de rodillas y tirando de sus piernas la deje acostada en la cama al tiempo que le metía la verga sin piedad… Lu no tardó en acabar entre gritos y jadeos y me pedía que le acabe… inunde su concha de leche mientras ella seguía gozando de su orgasmo. Quedamos con ganas de acostarnos, pero había q vestirse y salir, ella fue a buscar ropa, yo agarré mi ropa y fui al baño… pero no me lavé… ya tenia una idea…

En tiempo récord nos vestimos y fuimos a la cochera. Mi mujer me dejó en la puerta del edificio de nuestra sobrina, mi auto estaba estacionado a unos metros…

-No queres ir a dejar tu auto y después te paso a buscar? Vamos todos juntos

-No, es un lío… nos vemos en lo de Mari.

Me besó en la boca y se fue… yo había mandado un mensaje a Cande desde el auto que ya estaba en la puerta, así q no tardó en aparecer. Me miraba pícara mientras abría la puerta.

-La tía se fue?

-Si, estaba apurada se ve… y nosotros también. Ya estas lista?

-Me quería terminar de cambiar.mm así q vas a tener que subir conmigo…

Ya en el ascensor nos comimos la boca a besos…

– Me dejaste caliente hablando esas cosas con tu tía… pensé que te le ibas a tirar encima, sos una pervertida…

-Jajaja como si vos no quisieras cogernos a las dos juntas…

-Vos queres?… no te da cosa que sea tu tía?

-No se jajaja seria raro pero me da más ganas…

-Queres probar un poco?

-De que? (Mientras me preguntaba yo sacaba la pija del pantalón… ya dura)

-De tu tía… antes de salir para acá garchamos… todavía debe tener el gusto…

Cande se mordió el labio y se arrodilló metiendo mi verga en su boca, saboreando los restos de mi acabada y la de su tía…

-Que rica… sos un cerdo, lo hiciste pensando en que te la chupe, no?

-Obvio… yo sé que querías probar. Pero no tenemos tiempo…

-No seas así… quiero que me cosas

-si? La queres?

-Si tío… quiero tu pija adentro

La hice parar, le bajé los pantalones y la di vuelta… de parados le metí la verga, estaba empapada… nos fuimos moviendo hasta el sillón, Cande se puso en 4 con el pantalón y la tanga en las rodillas, se agarraba del respaldo mientras yo le bombeaba con todo, quería disfrutar, pero debíamos irnos rápido… así que pensando en ese trío los dos tuvimos un delicioso orgasmo compartido… no era tanta mi carga ya que hacia poco había vaciado mis bolas en mi mujer, y ahora dejaba el resto en mi sobrina…

Nos lavamos rápido mientras nos terminábamos de acomodar la ropa y salíamos a ese almuerzo en Familia…