11 Saltar al contenido

Mi sobrina me atrae amorosa y sexualmente. Parte.3

Después de que mi sobrina prácticamente me “violara” la verga en la cocina de casa, tengo que admitir que toda la adrenalina del momento me excitó mucho.

Al día siguiente me escribe mi ex para decirme que me quería pedir un favor… Ese fin de semana los chicos vendrían el sábado a la tarde a casa para quedarse a dormir, pero a ella la habían invitado a un finde de spa (obviamente su nuevo novio) y para no complicarme a mí el viernes por si tenía planes, le había dicho a su hermana que se quedaran los chicos en su casa, que si yo podía pasarlos a buscar por ahí el sábado… por la casa de “mi sobrina”. Le dije que no tenía drama, que, si quería que se queden desde el viernes, pero insistió en que no, que además querían irse de la tía un día.  

Esa misma tarde me escribe mi sobrina.

– Hola hermoso, me dijeron que los chicos se van a quedar en casa el viernes, y que la tía no va a estar. Nos vemos en tu casa?

– Hola BB… veo que estas al tanto de todo. No puedo negar que me quedé con ganas de más después del otro día. Te paso a buscar por la facu?

– Dale, yo ya aviso que no vuelvo a dormir ese día… Que ganas de verte!

Llegado el día, los chicos ya estaban con la tía, yo me bañé y me preparé para ir a buscar a Cande a la facultad… por las dudas la iba a esperar a unas cuadras. Me había puesto una bermuda deportiva, muy suelta, y una remera, bien de entrecasa.

La vi acercarse al auto, preciosa, estaba con un jean que le ajustaba bien en sus piernas y culito, unos zapatos con plataforma y una camisa blanca, con corpiño de encajes negro, la camisa dejaba ver el corpiño y se veía súper sensual, parecía más grande y madura que sus 20 añitos. Subió al auto, nos dijimos Hola y nos besamos…

– Estas hermosa… me quedé impactado cuando te veía venir… me siento un croto que vine así vestido.

– Jajaja estas divino, además yo porque vengo de la facu y supuestamente a la noche salía con las chicas, pero por lo que te va a durar la ropa cuando lleguemos a tu casa, podrías haber venido manejando en bolas jajaja

– Jajajaja si tuviera garaje en casa lo pensaba eh… pero tengo que estacionar en la calle y entrar jajaja

Veníamos charlando de cualquier cosa, hasta que ella sacó el tema que me imaginé que iba a venir…

– Estuve averiguando con mi vieja sobre vos y la tía, ya que no me contas nada…

– No hay nada que contar, pero decime que averiguaste…

– Le pregunté si iban a volver, que las había escuchado hablar de que estuvieron juntos. Primero me quiso hacer la de siempre y decirme que eran cosas de grandes, le dije que ya no soy una nena, y que me interesa saber que pasa en la familia… Después de insistir, y sin dar muchos detalles, me dijo que la tía fue a tu casa, que charlaron… y que en un momento se dejaron llevar, que era la normal en dos personas que habían vivido tanto como ustedes… pero no significaba que iban a volver, la tía está medio confundida, encima se fue de paseo con el viejo del novio…

– Como viejo? Vos lo conocés?

– Jajaja si, vino a comer un asado a casa antes de que nos fuéramos a nuestra luna de miel (Así le decía en joda a nuestras vacaciones en la costa “Nuestra Luna de Miel”) Es copado… pero bueno, debe tener bastantes más años que vos, es medio pelado y canoso… más que vos (acariciaba un mechón de pelo en mi frente que ya comenzaba a mostrar su buena cantidad de canas) Pero entonces… van a volver?

– No Cande… no vamos a volver, es verdad que nos dejamos llevar por un momento, como dijo tu mamá, es algo normal entre dos personas que compartieron tanto, pero estamos bien como estamos, y arriesgarnos a volver, y que pase lo mismo que la última vez y nos volvamos a separar… sería mucho para los chicos.

– Y que pasó cuando se separaron?

– Estas preguntona hoy jajaja no te contó tu mamá?

– Jajaja si, pero quería saber tu versión. Por lo que me contó se llevaban mal porque estaban cansados con los chicos, el trabajo… y mucho mas no me dijo, pero me imagino que hubo cuernos en el medio…

– Jajaja… cuanta imaginación. Pero fue algo así, después de que nació “la nena” (mi primer hija) las cosas venían bien, pero nos costaba encontrar momentos de intimidad… Jamás hicimos lo que pasó el otro día en la cocina pero porque vos estas re loca (reímos) cogíamos en silencio solo cuando la beba dormía… y muy tranquilo todo… a pesar de que cada vez era menos el sexo tuvimos otro hijo (el segundo, el varón) y ahí la cosa se complicó en serio, eran dos muy chiquitos, estábamos re cansados siempre, peleábamos por cualquier cosa y ya no teníamos sexo, Ahí me enteré que ella estaba histeriqueando con un compañero del laburo, creo que un pendejo que estudiaba derecho y lo tenían de secretario… de casualidad le vi unos mensajes, no sé si pasó o no algo entre ellos, pero nos dimos cuenta que si había lugar en la pareja para tener ese tipo de secretos era porque entre nosotros había una gran distancia… y para evitar las peleas nos separamos. Ninguno le confirmó nunca al otro si hubo o no cuernos…

– Y vos la cagabas?

– Me había garchado una compañera de laburo… pero no era algo habitual… (mientras le contaba sentí como ponía su manito sobre mi bulto, y entrando por la pierna de mi bermuda buscaba mi pija con sus dedos) Que haces? ¿Estás ansiosa?

– Jajaja me acordé de lo de la cocina el otro día… y no se, me imaginé a vos garchando con una de tu trabajo… hasta con la tía y me excité, nunca hablamos cosas del pasado

– Bueno, convengamos que yo tengo más pasado que vos… bah, eso creo jajaja

– Siii… hice cosas… pero no me había puesto tan putita hasta estar con vos…

– ¿Segura?

– Bueno, un poco putita ya era jajaja

Había sacado mi verga fuera del pantalón por una de las piernas y me pajeaba suavemente, casi caricias 

– Y me vas a contar cosas de tu pasado? Me calienta saber que hiciste…

– Lo que quieras, no tengo secretos con vos… pero después… porque ahora quiero usar para otra cosa mi boca…

Levanté una mano del volante y no llegué ni a tomarla de la nuca que ya estaba yendo solita a meterse mi verga en la boca… primero me tiró la piel bien para abajo descubriendo la cabeza, la acarició con la lengua, la metió en la boca y la chupaba como si tuviera un caramelo duro. No estábamos tan lejos de casa, así que me salí de la avenida en la que veníamos porque se nos podía ver desde algún colectivo, o camioneta alta… y me fui por calles menos transitadas. Cada vez que agarraba un lomo de burro el salto hacía que se tragara más pija… me estaba babeando los huevos y la pierna, sus mamadas eran cada vez mejores, ya se tragaba toda la verga hasta jugar con la lengua en mis huevos…

– Te vas a tomar la lechita?

– Ay siiii, no puedo esperar a que lleguemos… me la das acá? (se señalaba la lengua)

– Toda… pero que no se te salga eh, no quiero tener que mandar a lavar los tapizados jajaja

– Estas loco? No desperdicio una gota de tu lechita tío, si es la más rica…

– Entonces pajeame rápido que ya estamos llegando (estábamos muy cerca de casa y yo estaba dando vueltas para demorar la llegada)

Volvió a tragarme la verga entera… y cuando estaba a tope hacia mas fuerza, hasta arcada… se la saco y le escupió gran cantidad de baba y me empezó a pajear con velocidad y muy lubricado…

– Ahhh ahhh siiii acabo acabo… (se metió rápido la cabeza de la verga en la boca y sin dejar de pajearme exprimió cada chorro que le fue directo al paladar, sentía su lengua tragando todo y yo parecía que no dejaba de acabar)

– Mmmmmmm que rica (me volvió a besar con restos de semen en sus labios, me calienta mucho que haga eso) un motón… desde el otro día no acababas?

– No… las últimas dos te las tragaste vos jajaja

– No se si será verdad… pero por la cantidad creo que si… ( y se dispuso a limpiar bien mi pija)

Llegamos a casa, me había guardado la pija, pero mi pantalón era un gran manchón de baba… no pude estacionar justo en la puerta asi que caminé unos cuantos metros rogando que no nos cruzáramos con nadie, ella venia radiante, todavía se relamía de gusto. 

– Te digo que con todo lo que me diste en el auto ya no tengo que cenar jajaja

– Vos… pero yo estoy que muero de hambre (comenzamos a besarnos como desenfrenados, la levanté de su culito rosándola contra mi verga que ya se volvía a poner dura)

– Y que queres comer?

– Ya sabes… tu culito me voy a comer (la bajé, le abrí los jeans y ella antes de que pudiera meterle la mano se empezó a alejar hacia la habitación, caminando hacia atrás y sacándose la ropa)

Estaba super sexy, se sacó la camisa quedando con un hermoso corpiño negro, los zapatos, el jean le costó mas, le ajustaba muy bien… cuando se estaba por sacar el corpiño la frené…

– Dejate el conjunto… me calienta mucho…

– Me vas a coger con la tanguita puesta?

– Te voy a coger de todas las formas que pueda… 

Se arrodilló en la cama muy sexy mientras yo me sacaba la ropa, la acosté de costado y corriendo su tanga le abrí las nalgas…

Enterré mi lengua en su culo y la movía hasta la concha devorando ese manjar que tanto me gusta…

– Mmmm que rico como me la chupas, no puedo vivir sin sentir tu lengua en mi culo y mi conchita… (La puse boca abajo, y aun sin sacar su tanga seguí comiéndole el culo, metiéndole los dedos en la cocha. Después me acosté y le hice cabalgarme la cara)

– MMm siiii cogete mi lengua…

– Me encanta… me vas a hacer acabarte en la cara… Asiiii siiiiii 

Me inundó la boca y cara con su orgasmo pero yo no dejaba de chuparla, se bajó ella estando demasiado sensible… pasaba su conchita mojada por mi pecho, mi vientre, hasta llegar a frotarla ida y vuelta por mi verga que estaba durísima, me estaba pajeando con sus labios, mojándome con su acabada… Se empezó a colar de a poco la cabeza de mi pija en su conchita con cada movimiento, hasta que se metió por completo…

– Aaaaahhhh tío… que dura la tenes…

– Vos me la pones así… chuparte la concha me para la pija siempre (La agarré de su culito y empecé a bombear de arriba abajo, moviéndola también a ella, nuestros cuerpos sonaban con el “plaf plaf plaf” característico de una cogida fuerte…

– Me haces acabar una y otra vez aaaaahhhhhh no pares no pares… (sentía como se chorreaba por mis huevos y hacia que la pija resbale bien adentro)

-Te voy a acabar yo ahora… la queres adentro?

-Siiii me encanta sentir como me llenas de leche… aaahhh

-Aaaahhhh siii

Me vacíe en la conchita de mi sobrina… caímos rendidos en la cama.

-Siento como me baja la leche… menos mal que cuando te veo siempre me traigo otra tanga en la cartera jajaja

-Venis prevenida jajaja me encanta llenarte de leche (nos seguíamos besando abrazados)

Luego de unas duchas y tomar algo seguíamos a los mimos y besos en la cama…

-Al final ocupaste tu boca y no hablamos nada de las cosas que hacías antes de estar conmigo… y las que harás mientras también…

-Mientras? Cuando no cojemos estoy pensando en cojerte, y tocándome cuando me caliento mucho… pero pregúntame lo que quieras… siempre que yo también pueda preguntarte a vos…

-Obvio bb… no tengo nada que ocultar jajaja