11 Saltar al contenido

Una historia en Cuarentena. Unos si gozaron enterrando su miembro y no un familiar. 100% Real.

Esta es una historia real que fue contada  exclusivamente en  Blogspot 💞

Hola amores de : 

Les dejo los links de los Blogspot dónde participe subiendo relatos de aca y exclusivos . 

Próximamente estaré reactivando los, 

 si ahí hay algún voluntario que quiera escribir por ahí , sin limitaciones de todo tipo me avisa por MD . 

Relato acá : 

Son días estresantes desde que declararon está cuarenta , 

Detesto   pasar más tiempo frente a una computadora para estudiar . 

(Ésima no caso una en este bendito aula virtual) 

Al ver a mis profesores sin experiencia en lo virtual y a mis compañeros que no hacen caso . 

Me lleva a preguntarme :  

¿soy la única que estudia más de lo debido?

Cada vez se hace más insostenible y lo único que pienso es en la falta de contacto físico.

 Sí, me refiero a sentir un cuerpo pegado contra el mío .

(A esta altura no me importa si un hombre o una mujer) 

Me salgo  de mis pensamientos por un rato 

de todo lo malo que cargué en la semana.

Voy al baño, abro la ducha y dejó caer el agua sobre mi cuerpo. 

Siento como me limpia y me purifica, comienzo a acariciarme como intentando limpiarme sobre la piel ya limpia.

Sin darme cuenta comienzo a tocarme. 

 Me gusta tanto que no puedo dejar de hacerlo, es como si un éxtasis recorriera todo mi ser.

( Masajeo lentamente mi clítoris y siento un calor que sube por mis piernas y llega hasta mi cabeza)

Salgo de la ducha, me dirijo a la habitación y caigo muerta en mi cama.

Completamente desnuda ,  mojada y con el pelo mayor mente  húmedo.

Justo en ese momento

«Me acuerdo que en mi cajón tengo un consolador rosado» 

(uff hace cuanto no lo uso)

Lo sacó y me quedó mirándolo como si apreciara un divino tesoro. 

El tesoro que va a hacer venirme justo ahora cuando yo quiera.

Estoy lo suficientemente excitada para entregarme al placer.

Abro las piernas, respiro profundamente mientras siento la vibración recorrer toda mi vagina húmeda, creo que esto es lo más parecido al paraíso dentro de mi habitación. Me siento volar.

Me toco los pechos, me acaricio toda mientras introduzco el juguete dentro mío, como simulando ser el pene de la persona que tanto extraño.

 Las ganas que tengo de que estuviese acá para devorarme por completo, pero, mientras tanto disfruto de este pecado placentero.

Cada vez lo siento más intenso, un calor se apodera de mí y me deja con una sensación de liviandad. Introduzco mis dedos, me siento tan mojada que me caliento aún más. 

Ahora la vibración es cada vez más intensa.

Se me acelera la respiración, creo que está por llegar lo mejor…

«Exploto»

Un orgasmo me revive otra vez.

Si te gusto este relato deja puntos y comenta

un fuerte beso y cuidense mucho ❣️

*

La dejo como agradecimiento a mis más de 1800 seguidores ….

Que me cuidan y me aman 🔥