Saltar al contenido

En el hotel con mamá 5 ahora en casa

Apenas amanecía y en cuanto mi marido ponía un pie fuera de la casa para ir al trabajo yo me montaba en la verga de mi hijo, completamente desnudos nos revolcabamos en la primer cama que encontrabamos, en su habitación o en la mía, aveces el iva a buscarme para coger y otras veces yo era la que completamente encuerada lo buscaba para que metiera su verga dentro de la vagina de su mami.

La manera en que me cogía me tenía encantada, soportaba horas metido en mis agujeros, se turnaban entre mi culo y mi boca para vaciar sus bolas llenas de semen y todos los días recibía al menos dos o tres corridas de mi hijo dentro de mi.

Hijo: mamacita estás muy rica.
Mamá: estoy muy pesada?
Hijo: no mami estás increíblemente culona.
Mamá: quieres que me baje para que descanses?
Hijo: no ni se te ocurra, sigue moviendo este enorme culote con mi verga dentro.

Mamá: ya te vas a venir?
Hijo: si, estoy a punto.
Mamá: mételo en mi culo para que te corras.
Hijo: no mami, la primera del día en tu vagina.
Mamá: no hemos dejado de coger por mi vagina y tantos días llenándola de semen ya no creo que la pastilla funcione.
Hijo: ya la compraste?
Mamá: no aún no, pero hoy pienso hacerlo bueno pensaba hacerlo.
Hijo: ahí está si piensas tomarla hoy, que más te da dejar que me corra una última vez en tu vagina.
Mamá: está bien la última vez.
Terminábamos nuestra primer seción de sexo del día, hacíamos algunas labores de la casa y en un par de horas ya estaba nuevamente encuerada, a 4 patas en la cama de mi hijo recibiendo verga.
Salí por la comida a la calle y olvidé la píldora nuevamente.

Mamá: mmmm hijo, se me fue toda.
Hijo: supongo que compraste la pastilla?

Mamá: ay que tonta lo olvidé.
Hijo: yo creo que mi perrita quiere terminar embarazada.
Mamá: yo soy tu perrita?
Hijo: si mami la más zorrita de todas, la que le encanta que su hijo la monte y se corra dentro de ella.

Mamá: te gusta que tú mami sea tu zorrita?
Hijo: me encanta, saber que tu culo es mío y que puedo meter mi verga en el cuando quiera me pone así de parado.
Mamá: y te gusta correrte en mi vagina?
Hijo: me fascina perra caliente.
Mamá: sabes que a la que estás preñando es tu mamá?
Hijo: eso me excita aún más, a ti te gusta la idea de ser embarazada por tu hijo?
Mamá: me fascina.
Hijo: entonces deja esa idea loca de la pastilla y esas tonterías. A partir de hoy tu vagina está libre de esas cosas oíste.
Mamá: si mi rey como tú digas.
Hijo: la fábrica de bebes está abierta así que vamos a bombear mucha leche que tienes un niño que hacer!!!
Mamá: pues dame mucha leche hijo.

Hijo: oye mami y si de verdad ya estás embarazada?
Mamá:que sucede!!!
Hijo: no te haz cogido a papá ninguno de estos días y recuerda yo no seré el padre de ese niño solo voy a hacerlo, el cornudo de tu marido será el papá.
Mamá: pues no me haz dado permiso para coger con el por eso no lo he echo, bueno aparte que no ha podido.
Hijo: pues ve pensando bien que hacer por qué debes buscarle papá a tu hijo mami.

Hijo: yo solo embarazo a perras gordas como tú, mamás calientes que están mal cogidas por sus maridos y que buscan una polla joven grande y gorda.
Mamá: que escupa mucha leche dentro de nosotras.
Hijo: exacto, leche que dejara preñadas a perras maduras como tú mami.
Mamá: las mamis como yo solo sirven para ser cogidas?
Hijo: para que más pueden servir!!!
Mamá: para nada más, solo servimos para ponernos de perritas y ser cogidas.

Hijo: ándale así exactamente, solo sirven para vaciar nuestros huevos dentro de sus vaginas y culos.
Mamá: ayyy hijo que rico, me encanta ser tu perrita.
Hijo: te imaginas si todas las mamás del mundo dejarán coger a sus hijos al menos una vez sus vaginas!!!
Mamá: no dejarían de coger nunca.
Hijo: por qué?
Mamá: se vuelve un vicio delicioso, saber que el hombre que te está dominando es tu hijo te pone muy caliente, saber que la verga que sientes entrar y salir de tu vagina es de tu hijo, aquel que nació por esa misma panocha y que ahora le causa tanto placer es simplemente indescriptible.

Hijo: que hay de sentir el semen de tu hijo dentro?
Mamá: toda madre debería de al menos una vez en su vida disfrutar de esa hermosa sensación, no tengo palabras para describir lo que se siente, es como tocar el cielo.
Hijo: de verdad es tan increíble?
Mamá: después de ser usada, de que te ponen en cuatro patas que te abren de piernas o te ponen a cabalgar lo último que quieres es que tu hombre te deje su sello, que el correrse dentro de ti sea poner su marca en ti y que ese hombre sea tu hijo genera un morbo increíble.
Hijo: aunque tu hijo te esté embarazando?
Mamá: es la finalidad de que un macho se coja a su hembra.
Hijo: me estoy corriendo mami!!!
Mamá: hazlo dentro de tu hembra hijo.
Terminamos la segunda cogida del día y son las 2 de la tarde, después de preparar la comida, me di un baño y me puse muy sexy para la última del día antes de que mi esposo llegue a casa

Sin compasión me llevo a mi habitación y me la volvió a hundir en mi vagina, me abrió de patas nuevamente y se metió entre ellas, su verga entraba y salía de mi cavidad sin ningún impedimento, tenia a mi hijo completamente sudado sobre mi, ni mi esposo en su mejores años pudo hacerme todo lo que mi hijo me hacia ahora.

Mamá: mmmm ay hijo, no pares no pares, mmm que rico, oye no te cansas de coger a tu mamita?
Hijo: jamás me cansaré de esto mami es lo más rico y delicioso que me ha pasado en la vida.
Mamá: esta será la tercer corrida que me inyectas tu cres que así no voy a terminar preñada.
Hijo: quieres que me detenga?
Mamá: no, claro que no. Me estás dando muy rico, creo que esta posición te gusta?
Hijo: me gusta verte!!! Ver cómo te quejas y tu cara de puta caliente cada que te entierro mi verga.

Mamá: ahhhh aver entierrala más adentro!!!
Hijo: a me estás retando?
Mamá: quiero ver si eres capaz de cogerte a tu mamita cómo a la zorra más puta del mundo.
Hijo: abre bien las patitas mamita que te la meteré hasta los huevos.

Mamá: que rico estás así, abierta de patas con mi hijo sobre mi, te imaginas si tú padre entrara por esa puerta y nos viera!!!
Hijo: cres que si moleste si me ve usando a mi mamá?
Mamá: no se, pero yo le diría que así es como me gustan los hombres, que me encantan con vergas como la tuya y queme hagan su puta.

Mamá: que me gusta que me abran así de patas y me metan su verga sin pedirme permiso.
Hijo: y sin condón!!!
Mamá: si sin condón que sepa que mi vagina está ambientada de semen de semen se hombre caliente.
Hijo: que te ponga en posiciones como está?
Mamá: si, que entienda que no soy vieja para el sexo que aunque estoy gorda me puede hacer como el quiera en la cama que por eso me conseguí un amante.

Hijo: un amante que te dejará preñada.
Mamá: jajaja qué ya me tiene preñada!!!
Los días se volvieron muy cortos en un abrir y cerrar de ojos llevaba casi un mes cogiendo con mi hijo, cada día me dejaba más cansada más fatigada más llena de semen después de tantas cogidas.
Un día sin imaginarlo después de coger con el todo el día tuvo que salir de la casa y sin más me dejó ahí tirada en la cama completamente cogida y llena de semen.

Recuerdo que ese día me cogío tres veces por la vagina todas ellas sin condón obvio.

Estaba cansada, termine agotada de tanto ser usada por mi hijo y me quedé dormida.

Un par de horas después, sin escuchar alguien entro a la casa, yo seguía en esa cama completamente desnuda y abierta de piernas.
De pronto sentí como alguien se metía entre mis patas y buscaba mi vagina.

Mamá: mmmm que rico.
No quise abrir los ojos, sabía que mi hijo era un travieso y que no dudaría en seguir cogiendo a su mamá viéndola ahí tirada en la cama encuerada.

Mamá: mmm si mi amor sigue!!!
Sentía una lengua jugando en mi vagina y me estaba poniendo muy caliente.
Jamás pensé que mi hijo se atrevería a hacerme sexo oral después de aver usado mi vagina tantas veces y menos dejándola llena de su semen.

Mamá:mmm si mi amor no pares!!!!

Papá: guarda silencio mi amor!!!
Esa voz, esa voz, no era mi hijo, abrí los ojos como platos al ver a mi esposo métido ahí entre mis piernas.

Mamá: que haces?
Papá: chupando tu vagina!!!
Mamá: espera detente!!!
Papá: vaya que estás mojada, estás sacando mucho jugo.
Como le explicó que lo que se está comiendo de mi vagina es el semen de su hijo

Papá: te sabe algo salado y pegajoso pero supongo que es la falta de uso.
Mamá: sigue sigue, comete todo el semen.
Papá: el que?
Mamá: mi corrida, me estás haciendo venir.
Papá: que bueno soy.
Mamá: si mi amor sigue sigue comiendo.