Saltar al contenido

Mi tia Romi ….2

Ni bien dijo eso me paso la lengua por toda la cabeza! Se quedo mirando y se metio TODA mi pija en la boca!, yo no podia creer lo que estaba, pasando, mi tia se habia tragado 31 centimetros de pija totalmente erecta y segui dandole, arriba y abajo y no paraba! No daba mas! Hasta que paro y me dijo. Romi:

– Ahora esta mas limpia la cabeza, ¿No te parece?, esta es la tecnica que te decia para limpiarla mejor, agarrar la pija y mandartela al fondo de la garganta para que la saliva la deje brillante, supongo que este lengua que tengo ayuda mucho, ¿verdad?,

mirala es bien larga, mide unos 6 centimetros desde mis labios hasta la punta. Yo estaba en el cielo, todavia no podia creer que esto estaba pasando, mi tia, a la que yo consideraba una puta tragavergas, en realidad, ¡Lo era!, era increible como me habia chupado la pija, de tan fuerte que la succionaba se le estiraba toda la cara, y la cabeza de mi verga quedaba totalmente atrapada en sus labios, yo creia que si hacia eso unas 3 veces mas, le llenaba la boca de semen, que por supuestyo estaba seguro de que se tragaria,

Yo: – Ay tia, por dios, que buena manera de limpiar la pija, me la dejaste mas dura todavia! Romi: – Mmm…, ¿Viste Niquito?, me la enseñaron unos amigos de Brazil a los cuales… bueno ya sabras lo que les hice y como quedaron. Pero basta de hablar, ¿te metes en la ducha?, ¿asi te limpio todito? Todavia no puedo creer el tamaño de tu poronga erecta Niquito, me dejaste boquiabierta. Esto era algun tipo de sueño, del cual no queria despertar. Yo: –

Tia, ¿segura que me vas a bañar con eso puesto?, ¿no se te va a ensuciar? Romi: – Vos sabes que si Niquito, ¡menos mal que me dijiste!, ahora vengo y te limpio todo… Habre esperado unos 3 minutos, no mas, cuando escuche los pasos de mi tia, volviendo a la baño. Me que de con la boca abierta.

No podia creer lo que la muy trola se habia puesto, ¡era una microbikini!, de esas que nada mas tapan los pezones y la concha, la pija me respondio con varios latidos, mientras ella se acercaba a mi y no decia nada, como si esa prenda fuera de lo mas comun. Sus gigantescas tetas, rebotaban como dos pelotas inflables, se acerco a mi, se agacho y yo no podia sacar mi mirada de sus enormes pechos, me tenian totalmente pelotudo. Yo me sentia la persona mas inutil del mundo, no podia usar mis malditas manos para nada, si no ya hubiera empezado a pajearme o le hubiera apretado las tetas. Entonces comenzo a hablar y a calentarme verbalmente. Romi:

– Que linda que son las microbikinis, ¿No te parece? Dejan todo mi cuerpo libre y no me muestro desnuda, aparte con estas tetas que tengo me debe de quedar perfecto, ya que no paras de verlas Niquito, tambien puedo notar que tu pija esta latiendo mucho, tu venosa, ancha y muy dotada pija esta tan erecta que de solo verla se me hace agua la boca. Bien, es hora de enjuagar tu cuerpo sobrinito, me voy a poner jabon en las manos y las voy a refregar por tooooodo tu cuerpo, y obviamente que voy a tardar muuuuuuucho tiempo en lavarte la hermosa verga bien venosa y cabezona que tenes, la voy a enjuagar la veces que quieras. Empezo por mi cuello, y continuaba por mi torso y espalda, su tacto era MUY erotico, todo su ser era erotico.

Mi tia era una mujer que no trabajaba, ya que todo el dinero lo heredo de su padre, que es dueño de unos hoteles de lujo en Las Vegas, tenia una casa muy lujosa. Mantenia su figura perfecta, sus medidas parecian de mentira, a ojo podria decir que eran 140-60-150, una mujer casi irreal, era todo totalmente natural, vivia para cuidar su imagen. Y yo, su sobrino, era la persona mas afortunada del mundo por tenerla y que ella me demuestre lo puta y calientapija que era. Llego a la parte de la cintura y no bajo mas, me miro a la cara y me dijo lo siguiente. Romi:

– Casi me olvido de limpiarte la boca Niquito, mira para arriba, abri bien grande y saca la lengua, que conozco una tecnica muy buena para limpiarla. Se estaba refiriendo a un beso, pero no a uno convencional, viniendo de mi tia, iba a ser algo totalmete zarpado y pasado de tema.

Segui sus instrucciones y me quede asi, ella puso su cabeza encima de la mia y sacando su larga lengua hacia afuera, comenzo a dejar caer su saliva adentro de mi boca, y no era un hilito de saliva, era una monton de saliva.

Terminando de hacer eso, se acerco hacia mi boca e introdujo toda su lengua y comenzo a succionar la mia, era sin duda el beso mas erotico de mi vida, me puso la pija mas dura de lo que estaba, me sostenia de la cabeza y de la pera con ambas manos mientras me chupaba la lengua, abria su boca y la metia adentro de la mia mientras gemia y chupaba todo el interior. Me clavaba la mirada de puta que tenia, y cada vez succionaba con mas fuerza, hasta que me solto y me dijo. Romi: – Mmmmmm…

Como me encanta dar besos eroticos y mas si se los doy a mi sobrino, te deje toda la boca limpia mi amor, tragate toda mi saliva y disfrutala toda, que ahora viene lo mejor… Puso su cabeza encima de mi verga y dejo caer aun mas saliva de la que yo me habia tragado, llegado a este punto no entendia como no me habia desmayado del placer y como no habia acabado, agarro el tronco con las dos manos y seguia dejando caer saliva, y empezo a masturbarme, lentamente y aumentando el ritmo. Romi: – Ahora a limpiar tu erecta verga Niquito, ¿Asi te gusta?, ¿O mas rapido?,

Ay si, ¿te gusta que te limpie la pija? – (Me decia mientras aumentaba el ritmo, yo estaba callado, no podia pronunciar palabra alguna) – Mira como te pajeo sobrino, tu tia, tu tia te esta pajeando la verga enorme que tenes – (Y con eso dicho se metio la pija en la boca y comenzo a succionarme la poronga, cada vez mas fuerte y de manera mas salvaje) – Ay que rica que esta por dios, me encanta tu pija, me voy a volver adicta a esta verga nicolas, ¿por que la tenes tan grande? – (Y siguio con el tremendo pete que me estaba haciendo, hasta que lo senti, senti el rio de semen aproximandose y grite).

Yo: – ¡TOMA PUTA DE MIERDA, TRAGATELO TODO!, AHHHHH, AHHHHHHhhhh, ahhhhhh… Mi tia tocio y trago, unas 5 veces, la cantidad de saliva y semen que habia en su boca era increible, yo me sentia en las nubes, y fue tan asi que me desmaye en la bañera, mi tia, la hermana de mi vieja, me habia echo una paja y me habia succionado la pija, sin mencionar todo lo anterior. Me desperte en una cama, estaba en la pieza de mi tia, me incorpore y fui al living, y ¿quien estaba? Si, mi tia, estaba usando unas calzas rosas fluo que estoy seguro era 1 o 2 talles menos y quedaban muy apretadas para su ojete y sus tan grandes muslos que terminaban en finas piernas, y arriba estaba usando un top de gimnasia con muuuucho escote, sus tetas iban a romperlo en cualquier momento y a salirse de ahi.

Le dije. Yo: – Hola tia, gracias por bañarme, me siento muy relajado ahora. Me miro y se paro del sillon, acercandose a mi. Romi: – Veo que te despertaste dormilon, ¿como estas todo ahi abajo? ¿Tenes la pija parada?, ¿necesitas acabar?, Veo que no, bueno, menos mal que te despertaste! necesito tu ayuda en un tema muy particular, ¿Me ayudarias? Yo: – Si, la verga se me tranquilizo despues de la chupada que le pegaste, y si, decime en que te ayudo tia. Romi: – Hoy a la noche salgo con mis amigas y necesito que me ayudes con la ropa que voy a usar. Veni, seguime

La segui y no podia parar de mirar como caminaba y como meneaba su gran ojete, aparte esas calzad no terminaban de cubrirlo del todo y se podia empezar a ver los hilitos de su muuuuy diminuta tanga, me calente y le dije. Yo: – Tia, te tengo que apoyar, ya me calentaste con esas calzas, agachate Romi: – Ay nico, ¿en serio?, bueno, era obvio, con estas calzas cualquiera se calentaria, veni apoyame toda mi amor. Se freno y se agacho sin flexionar las rodillas, me acerce, y le apoye toda la poronga en el orto, y se la refregue por los dos cachetes, ella se paro y me dijo.

Romi: – Creo que seria mejor si te bajo las bermudas y yo me bajo las calzas, ¿verdad? Me bajo las bermudas que era lo unico que cubria mi gran pedazo de carne, le dio unos besitos bien ensalivados, se dio vuelta y se bajo la calza de la manera mas provocativa porsible y dejo a la vista un hilito dental del mismo color. Yo: –

Ay tia, no doy mas, te voy a apoyar toda mi poronga, veni acercate Romi: – Mmmm, como digas sobrinito, mi enorme ojete es tuyo. Me acerce y le puse toda la verga encima, y empece a refregarme, por supuesto que mi pija iba aumentando su tamaño de manera considerable. Estaba endrogado con ese culo, queria probar todo lo que se podia hacer, por supuesto que sabia que mi tia se iba a dejar. Segui apoyandola, esta vez estaba ya con la pija bien al palo, y ella se dio vuelta y me dijo. Romi: – Me imagino que sabras lo que es una turca, ¿verdad?, por que estas tetas estan asi gracias a todas las turcas que hice a lo largo de mi vida Decidi hacerme el pelotudo y jugar al inocente, solo para ver hasta donde llegaba mi tia Yo:

– No tia, que es una turca? Me mostras? Se paro, puso su cara muuuy cerca de la mia y me beso muy eroticamente, chupo mi lengua, me dio de su saliva y despues de eso, me dijo Romi; – Una turca consiste en poner tu tan grande y erecta pija, entre mis dos tan giagantescas tetas y cogerlas como si me estuvieras cogiendo la boca o como si me estuvieras dando bomba en la concha a no mas dar, y por lo que me han dicho, mis turcas, son muuuy buenas. Aparte quiero ponerme ya esa pija entre las tetas, ¡mirate como estas sobrinito!, no das mas, ¿estas listo? Se saco el top de deportivo que tenia y dejo a la vista sus grandes melones, nunca en mi vida habia visto tetas asi, la hija de puta tenia 40 años y todavia estaban firmes, no se caian para nada, y con que tamaño, eran muuuuy grandes.

No paraba de mirarlas, mis relfejos actuaron sin pensar y movi mis manos queriendo tocarlas, solo para frenarme y darme cuenta una vez mas, de que no podia, por que estaban enyesadas. Me sente en uno de los tan comodos sillones con la pija parada a nos mas y mi tia me dijo Romi: – Que lastima que no puedas tocar estas hermosas tetas, ¿verdad?, quedate quieto que ahora voy a ahogar tu pija entre mis tetas y te voy a hacer acabar mientras hago que las cogas, nuiquito.

Y entonces posiciono mi barra de carna entre sus tan enormes melones y comenzo a moverse arriba y abajo, el encaje era perfecto, mi pija que yo pensaba que era grande, habia desaparecido, solo se veia la cabeza y el comienzo del tronco venoso, al ser tan larga mi pija, la cabeza quedaba a la altura de su muy erotica boca, la cual comenzo a usar de manera muy seguida, mientras se movia de manera frenetica hacia arriba y abajo, succionaba mi cabeza de tal manera que su boca se deformaba y sus labios se estiraban quedando la cabeza atrapada adentro y no pudiendo salir, su lengua me chupaba toda la punta, chupaba todo punto de excitacion posible y todo eso mientras estaba adentro de su boca, los sonidos eran de una vulgaridad terrible. Mientras se movia arriba y abajo podia sentir como la temperatura de mi poronga aumentaba cada vez mas y mas, ella gemia mientras yo no sabia como ponerme, estaba extasiado de placer, saliva caia de su boca la cual saboreaba mi verga y ayudaba como lubricante, sus tetas era lo maximo, eran suaves pero salvajes a la ves. Estuvo asi unos 20 minutos, y senti que iba a llenarle la boca de leche, y antes de acabar le dije.

Yo: – Estoy a punto de acabar, mas vale que te lo tragues todo tia Romi: – ¿Ah si?, bueno, entonces paro, no vas a acabar ahora niquito, lo lamento mucho Paro de hacer todo lo que estaba haciendo, saco mi verga de entre sus tetas y desprendia como si de una sopapa se tratase, sus labios de la punta de mi garcha. Se paro y me dijo. Romi: – Acompañame a la pieza que me tenes que ayudar a elegir la ropita sobrinito

No podia creer lo que me habia hecho, estaba al palo mal y a punto de explotar, la hija de puta me habia dejado con la pija al palo y sin acabar, no le dije nada por que sabia que se venia algo mejor que una turca y una succionada de pija. Me pare y la segui hacia su pieza.