Saltar al contenido

Una vez dejé que nuestro perro violara a mi mujer (historia real)

perro viola mujer

Mi esposa es bastante vainilla cuando se trata de sexo. Mide aproximadamente 1,70 m. y pesa unos 45 kg. En ese momento llevábamos 8 años casados. Teníamos 4 hijos y las cosas en el dormitorio en su mayor parte eran eh… De vez en cuando me dejaba atarla para tener un poco de sexo pervertido. No le gustaba, pero lo hacía por mí. Esto fue hace 10 años. La tenía atada y enjaulada sobre un banco bajo. Esta era la única forma en que me dejaba tener sexo anal con ella. Había terminado de usarla y había dejado la habitación para limpiar sus juguetes. Ella necesitaba un tiempo para bajar de toda la diversión.

Nuestro Golden Retriever/Springer Spaniel de 4 años se había colado en la habitación y se aprovechó de ella. Mientras estaba en el pasillo pude escuchar un ruido que venía de nuestra habitación y pensé que se estaba quejando de lo mucho que estaba tardando. Me dije a mí mismo, No, yo estoy a cargo ahora y ella tendría que esperar. Cuando volví a entrar en la habitación me sorprendió ver al perro encorvado sobre su espalda, que se revolvía contra ella mientras se agitaba y gritaba en su mordaza.

Inmediatamente traté de quitarle el perro de encima, pero le había atado el culo. La miré a los ojos y le dije que tendría que esperar a que él terminara con ella. Eso la destrozó. Se quedó sin fuerzas y sólo gimió y chilló cuando el perro se dio la vuelta para alejarse de ella. Le acaricié suavemente el pelo y le dije que iba a estar bien. Después me dijo que yo le decía que era una buena chica. Le juro que eso no es cierto. De vez en cuando su cuerpo se estremecía y las lágrimas caían de su cara. Después de unos 15 minutos, volvió a chillar cuando él finalmente la sacó. Me sorprendió lo destrozado que estaba su culo y la cantidad de semen que salía de él. La limpié todo lo que pude. Entonces le quité la mordaza y me gritó que matara al puto perro. Las lágrimas y el llanto comenzaron a fluir. Al día siguiente la convencí de que no era culpa de los perros. terminó siendo cortado por su crimen, pero no pagó con su vida.

Tres días después seguía quejándose del dolor en el culo. Le dolía tanto que no podía cagar. Acabé llevándola a ver a su médico. Juro por Dios que él se rió cuando ella le contó lo sucedido. La enfermera que estaba en la habitación se puso muy roja. Le hizo un examen completo y descubrió que se había provocado hemorroides por intentar expulsar al perro. Le dio supositorios para el dolor y ablandadores de heces para el estreñimiento. Defecación floja + culo entumecido = Pañales durante 4 días. Estaba más que humillada.

Lo peor es que en la clínica todavía le preguntan en todos sus exámenes si todavía tiene relaciones con los caninos. Está en su ficha que ha tenido parejas sexuales caninas. Ella se pone súper avergonzada y les dice que fue algo de una sola vez y que el perro la violó. Ellos no la creen.

Tuvieron que pasar 2 años para que me dejara atarla de nuevo, y seguro que confirma que el perro está fuera cada vez.