Saltar al contenido

La swingereada de mi vida. Aun me duelen mis paredes.

Voy a dar una introducción lo más detallada posible, pero siempre cuidando que nadie se de cuenta de quienes somos porque esta vez es mucho más delicado. Desde ya, perdonen lo extenso, pero el morbo de la previa me inspira mucho más que ir directo al sexo y sumado a eso en los últimos cambios de nuestras vidas, estamos viviendo los 4 juntos en una casa en Ibiza.

Como siempre comienzo describiendo a Eve, mi novia de ese momento, actual esposa. 29 años, mide 1,70m, un culito hermoso, tetas operadas, grandes, pero no desproporcionadas, morocha de pelo lacio y ojos medios verdes, medios marrones, contextura tirando a chica de gym, cuerpo definido, pero sin llegar a estar marcada, ese color de piel que parece apenas bronceado en invierno.

Mi novia Eve y yo tenemos un grupo de amigos que armamos en pandemia para las jodas, uno de acá, otro de allá uno que traía a otro y así… Dentro de ese grupo está Gabriela, la mejor amiga de Eve de hace mil años, un par de veces llevó a Mariano, su novio (actual ex), Mariano llevó a su mejor amigo, David y a Antonella, su novia.

David es grandote, 1,85, morocho, musculoso, bastante fachero, también 29 años. Anto mide 1,60, castaña con rulos, ojos verdes, un cuerpo hermoso, super armonioso, es la pendeja del grupo con 24 años.

La primera vez que vinieron la verdad no les dimos mucha pelota, se quedaron con Mariano medio rancho aparte, yo hablé un poco con David, pero nada más.

Pasamos un tiempo sin verlos y en otra salida terminamos siendo 7, las 3 parejas y la hermana de Gaby, por decantación nos quedamos charlando con David y Anto, ahí sí pegamos re buena onda, la verdad nos parecieron una pareja re copada, nos agregamos en redes, charlábamos.

Un par de juntadas después organizamos un viaje para ir los 6 a la casa del padre de David en la costa, hicimos grupo de WhatsApp, teníamos todo organizado y unos días antes ahí mismo.

G: Chicos, Marian y yo no podemos ir, nos surgió algo que después les contaremos, lo podemos pasar para otro finde?

A: Hola Ga! No podemos el otro finde, es el cumple de mi viejo. El otro?

S: Uhhh chicos! Nosotros tampoco podemos el otro.

E: Entre una cosa y la otra como por un mes no podemos tomarnos un finde.

G: Bueno, dejaremos el viaje para otro momento, mil perdones.

Automáticamente abrí el chat con David y le escribí directo.

S: David, cómo va? Vamos los 4?

D : Todo bien, vos? Dale, de una, hay que aprovechar que está la casa libre, la le aviso a Anto.

Listo, nuevo grupo de WhtasApp creado, los 4 que sí íbamos.

Nos pasaron a buscar y salimos el viernes a la tarde, llegamos a la noche y nos quedamos hasta el lunes a la tarde.

La casa divina, chiquita, pero super funcional una cocina integrada al living-comedor, 2 habitaciones, un baño completo y un toilette.

Dejamos las cosas y fuimos a un barcito, comimos algo y volvimos. Al otro día playa en un parador, varias veces encontré a David mirando a Eve y varias veces él me encontró mirando a Anto.

En un momento quedo solo con mi novia.

E: Santy, Anto no para de mirarte y vos tampoco a ella.

S: Y? Lo mismo entre David y vos, no?

E: Vos decís que da? Es para quilombo…

Se interrumpe la charla por un mensaje de Gabriela: «Eve, llamame cunado estés sola»

Eve se queda en la sombrilla y llama a su amiga, yo me voy al agua con los chicos.

Cuando volvemos no nos cuenta nada.

A la noche salimos a un boliche, joda va, joda viene, bailamos entre los 4, cruzamos parejas, de todo, no pasó nada más, pero sentía una tensión sexual con Anto que me calentaba mucho, pero mucho.

Al otro día playa, a la noche un asadito, lunes por la mañana llovía, ordenamos y limpiamos todo y nos volvimos cerca del mediodía.

Llegamos a casa, cierro la puerta y Eve me dice:

E: Gaby se separó de Mariano.

S: Qué????

E: Por eso me llamó.

S: Y David sabe?

E: Supongo que no, acordó con Mariano contarnos después del viaje, pero ella no aguantó.

S: Lo ves como definitivo o peleita pasajera?

E: Definitivo. Y me dijo que también hablaron de nosotros.

S: Y nosotros que tenemos que ver?

E: Ni ella ni Mariano quieren que seamos amigos de Anto y David.

S: Con todo respeto, pero no me importa lo que digan, no son amigos de amigos, son amigos nuestros.

E: Es complicado.

S: Si es complicado que sea para ellos, a mi no me jodan.

En la semana los invitamos a cenar a casa y hablamos del tema y los 4 pensamos exactamente igual. Nos chupa un huevo lo que piensen. Creo que eso nos unió más todavía.

Nos seguíamos juntando, obviamente sin mezclarlos, sin subir muchas cosas, hasta pasamos un par de fines de semana más los 4 juntos, pero más tranquis. (siempre alguna de las chicas indispuesta, vamos a ser realistas)

En otra salida, en medio de una fiesta en la que estábamos los 4 nos viene a saludar unos conocidos de la joda, dentro de los que estaban una pareja swinger. Eve le comenta a Anto que son super fiesteros, pero yo no escucho ese comentario y Anto viene a hablarme.

A: Santy, vos lo harías, no?

S: Que cosa?

A: Swinger.

S: Con ustedes? Sí, obvio.

A: Pará, yo no te dije nada de con nosotros!

S: Ahhh, bueno, entendí mal, pero… Vos te prenderías?

A: Yo sí, pero no creo que David se prenda. Eve?

S: Vamos a preguntarle. -Obvio que ya sabía la respuesta.

A: No boludo! Estás loco!

S: Mi amor, Anto dice de enfiestarnos con ellos, te prendés?

E: Anto te encaraste a mi novio? Te querés garchar a mi novio?!

A: No, no lo encaré. Bueno, medio que sí, pero sin querer.

E: Te querés garchar a mi novio o no?

A: Amiga, no te enojes, estábamos hablando de swingers y salió así, quiero probar.

E: Ok, sin filtros te garcharías a mi novio.

A: Sí, pero así tipo swinger, no pienses mal.

E: Hablaron con David? Lo veo medio conserva. Igual creo que se prendería.

A: No, no le dije nada, me va a sacar cagando. Santy, no lo encarás vos?

S: Anto querida, lamento decirte, pero esa tarea es tuya, yo puedo tirar algún chiste, alguna línea, pero la pregunta directa se la tenés que hacer vos.

A: No me animo. Una vez le dije de hacer un trío con otro flaco y me sacó cagando.

S: Bueno, dejanos ver como generamos la situación para que le preguntes, lo tanteamos. Pero la pregunta directa queda en tus manos. Para mi se prende, en la costa lo enganché mirando varias veces a Eve y varias veces más, hasta hoy mismo.

Pasaron un par de salidas más y se dio una en la que terminamos saliendo de joda solo nosotros 4.

Rememoramos nuestra historia de como nos hicimos amigos y ahí encontré un pie para hacerlo.

Les dije que los quería muchísimo y le di un pico a David y después uno a Anto.

D : Ahh bueno, si vos hacés eso, yo hago esto.

Le dio un pico a Eve.

A: Eve, quedamos nosotras.

Pico entre las chicas.

Seguimos bailando un rato, David se va para el baño y a la barra.

S: Anto, es ahora, andá y agarralo en la barra, preguntale.

A: No, no me animo, me va a sacar cagando, estoy segura.

E: Amiga, cuando Santi te dio un pico no tardó ni un segundo en darme uno a mi, creo que te va a decir que sí, el morbo lo tiene.

S: Tantealo con lo del pico y encaralo si ves que va. Tal vez tenga más ganas que vos, pero más miedo a que lo saques cagando.

La convencimos y se fue. Con Eve nos quedamos bailado charlando de cualquier otra cosa.

Esta conversación obvio que no la escuché, me la contó David :

A: Amor, te molestó lo del pico que me dio Santy?

D : No, aparte aproveché y le di uno a Eve.

A: No te dio celos?

D : No mi amor, celos con ellos? A vos te puso celosa el pico con Eve?

A: No, por mi hacé lo que quieras con ella.

D : Lo que quiera?

A: No te va probar una experiencia swinger con ellos?

D : Me encantaría, vos decís que quieren?

A: Comprá un champagne, yo vuelvo con ellos, obvio que quieren.

Vuelve Anto sola.

A: Me dijo que sí! Ahora viene con algo para que brindemos los 4.

Le dio un pico a Eve y automáticamente se puso para que le apoye el culo. Bailamos así un ratito apretaditos los 3, con Anto en sandwichito y a mi ya se me estaba agarrotando la pija.

Llegó David con un champagne y lo abrió al grito de «Vamos chicos, me prendo de una». Brindamos y bailamos un rato con la novia del otro, bien apretaditos, sintiéndonos todo.

A: Que onda? Cómo son las reglas?

S: Eso lo decidimos entre los 4, lo primero es que los 4 tenemos que estar 100% de acuerdo, el resto hay que hablarlo.

A: Lo hacemos hoy a la vuelta?

E: Vamos para casa directo.

D : San, hablamos un toque nosotros 2 solos? -Me dijo al oído, nos alejamos un toque

S: No me digas que te arrepentiste?

D : No, quiero hablar con vos un par de cosas. Nunca hice algo así y creo que no lo haría con nadie más. Hay confianza plena entre nosotros, pero quiero poner un par de reglas.

S: Obvio amigo.

D : Decime, que cosas sí, que cosas no con Eve.

S: Mientras ambos quieran, lo que sea, yo no tengo drama, pero vos poné los límites que quieras sin sentirte incómodo.

D : Se que Eve toma pastillas, pero Anto no. Con forro sí o sí amigo, no quiero ser padre y menos así, de uno tuyo.

S: Obvio amigo, olvidate. Con eso yo no tengo drama porque se que hace años que sólo estás con Anto y son sanitos, aprovechá.

D : El culo no te lo va a entregar, tampoco a mi, le duele.

S: Amigo, quedate tranqui, obvio que la voy a cuidar, la vamos a pasar bien los 4, ya vas a ver.

D : Bueno, pero me preocupan ciertas cosas.

S: Relajate, si algo no le gusta o no quiere me lo va a decir, así como te lo dice a vos. Lo principal es que la pasemos bien y cómodos los 4, confianza hay de sobra.

Volvimos dónde estaban las chicas.

A: Chicos, les parece si vamos yendo?

S: Dale, vamos para casa.

En el auto volvimos hablando pavadas, nada del tema. Llegamos a casa, Eve puso música, yo busqué algo para tomar, brindamos y nos pusimos a bailar intercambiados, apretaditos.

A: Santy, que pasa si me pongo celosa?

S: Lo decís, cualquier cosa que te incomode se dice, en esto tenemos que estar los 4 cómodos.

A: Me estoy calentando mucho, pero me da miedo arruinarlo. Estoy un poco nerviosa, hace años que no estoy con otro hombre.

S: Anto, disfrutemos, hay confianza de sobra. Lo que quieras que haga me lo pedís, lo que quieras hacer, lo hacés. Yo casi no tengo límites para poner.

A: Bueno, pero tengo algunas inseguridades, quiero hacerlo, tengo muchas ganas, pero me da cosa porque…

La callé con un beso, instantáneamente David le dio un beso a Eve para equiparar.

S: Relajate amiga, dejalo que fluya, disfrutemos de todo.

A: Ya me relajé. Vi a David y Eve chapando y no me dio celos, me calentó verlos. A vos?

S: A mi me calienta todo Anto. Me calienta verlos, me calientas vos y me está calentando mucho que te calientes al verlos.

Nos besamos nuevamente y antes que le agarre el culo, me lo agarró ella.

A: Hace rato que tenía ganas de agarrarte el culo.

S: Y yo a vos pendeja.

A: Me está encantando la situación amigo, me encanta la confianza que hay entre los 4.

S: Es para aprovecharla y disfrutar.

Nos volvimos a besar, a tocar, la ropa empezó a ser quitada y en un minuto ya estábamos los 4 bailando en ropa interior, de casualidad negra para todos.

La verdad el culito de Anto era algo que me impresionó, obviamente ya lo había visto, pero nunca lo había tocado ni agarrado así, no podía parar de tocarlo. Chiquito, con la forma justa, durito, suave. Necesitaba comérmelo a besos.

Nos fuimos los 4 a la habitación. Con mi actual mujer tomamos la iniciativa, ella lo recostó a David, le sacó el boxer y le empezó a chupar la pija.

A Anto la hice recostar boca abajo medio sobre su novio para que se besen entre ellos mientras le saqué la tanguita y le comía la concha y el culo a besos. Me di cuenta que David se encargó de desabrocharle el corpiño y ella solita se lo sacó.

Escuchaba que los gemidos de Anto eran silenciados por un beso con su novio, intensificaba la terrible chupada que le estaba dando y ella no podía contenerlos más y gemía cada vez más fuerte. Acabó la pendeja, se dio vuelta, por fin pude ver sus tetas por primera vez, hermosas, naturales tamaño perfecto con unos pezones rosa oscuro, divinos.

A: Que hacen ustedes 2 vestidos?

E: Si no te gusta que estemos vestidos, encargate. -Desafiante me salió la patrona.

Anto me besó, le chupó un poquito la pija a su novio junto a Eve, la besó a ella y la desnudó mientras apretaban. Yo me recosté para que me devuelvan el favor oral, mi mujer hizo lo mismo, al instante los 2 boca arriba recibiendo sexo oral de parte de nuestros amigos. Nos mirábamos y disfrutábamos hasta de ver como disfrutaba el otro. Pude darme cuenta cuando Eve estaba por acabar y la besé.

Después de eso David se subió a Eve y cogieron en un misionero mientras Anto me dio una cabalgata hermosa mientras yo me estiraba para chuparle las tetas. Que lindo se mueve la pendeja x favor.

A Eve le dio ganas y también se puso a cabalgar a nuestro amigo.

Hermoso verlas a las 2 moviéndose arriba nuestro agarraditas de la mano, besándose entre ellas.

No aguantamos mucho en esa escena tan sexy y acabamos los 4.

Respiramos un poquito y Eve se puso sobre Anto, la besó, le chupó las tetas y siguió bajando por el abdomen de la pendeja para comerle la conchita hasta que la hizo acabar nuevamente.

Nos quedamos dormidos los 4 en la cama, no se ni como entramos.

A la mañana me desperté yo primero, me di una ducha y con el toallón en la cintura los desperté con el desayuno hecho para los 4.

Hablamos de lo bien que la pasamos los 4 y haciendo memoria David me dijo algo como «si me vas a despertar así cogete a mi novia todas las noches».

Hoy no son todas las noches, pero al menos una vez por semana nos damos una revolcada.

Aclaro para los que siguen la historia que si bien vivimos los 4 juntos y hay libertades sexuales ya sin pedir permiso, no somos una cuareja. Yo estoy casado con Eve y ellos 2 son novios.

Creo que es la última historia de Argentina que voy a escribir, tengo algunas ya comenzadas para contarles en el tiempo desde que llegamos a Ibiza hasta que llegaron ellos, pero no hay mucho de ese tiempo, realmente vivimos una locura para acomodarnos y creo que nunca habíamos tenido tan poco sexo entre nosotros 2, sin embargo, Ibiza es Ibiza y la joda no para.